13. Metrología y Normalización.
   
13.1. Proceso de Metrología23

La noción de medir, precisar el tamaño de las cosas, evolucionó en relación directa con la inteligencia del ser humano, cuando su convivencia en las sociedades primitivas le impuso la obligación del intercambio de bienes.

Desde luego, intuyó la necesidad de hacer las referencias a objetos de dimensiones fijas entre los de la naturaleza que le rodeaba, pero estaba siempre cambiante, no satisfacía sus concepciones elementales de proporcionalidad, por lo que eligió aprovechar sus propias dimensiones anatómicas de adulto; sus brazos, manos, dedos, pies, etc., que le ofrecían la ventaja de tenerlas siempre consigo.

Asimismo, para hacer medidas fue necesario imaginar y crear instrumentos y aparatos, primero rudimentarios, como el simple longímetro de madera o regla de madera, la rústica balanza de brazos iguales y después complicados y más exactos como los instrumentos de medidas interferenciales y las balanzas de alta resolución manipuladas a distancia.

La metrología, como ciencia que se encarga de todo lo relativo a la medición, en el transcurso de su desarrollo, ha ido diferenciando tres aspectos rigurosamente distinguibles, pero con una necesaria relación.

Por una parte, el afán unificador, la necesidad de reducir la calidad a la más estricta definición, ha requerido una investigación científica más profunda. Lo demuestra el hecho de que los cientos y miles de unidades de medición surgidas espontáneamente en todo el mundo y a través de toda la historia, se ha podido avanzar hasta la creación de siete unidades fundamentales: longitud, masa, tiempo, temperatura termodinámica, corriente eléctrica, intensidad luminosa, y cantidad de sustancia, si bien, se trabaja en la perspectiva de una mayor reducción. Todo este bastísimo y profundo campo de investigación constituye la metrología científica, la actividad que tiene como objetivo principal la definición rigurosa. Pero si, por una parte, la preocupación por el rigor científico de las unidades de medición es una tarea que rara vez se hace más extensa, por otra, el mecanismo práctico de medición que tiene un desarrollo inverso hacia la proliferación, también se incrementa enormemente. Éste es el campo de la práctica de las mediciones, es decir, de la tecnología; y en esto, la actividad productiva y el desarrollo tecnológico constituyen una demanda continuamente creciente.

Esto es una tarea fundamentalmente del diseño de la ingeniería. Si en el primer caso tratamos de metrología científica, ahora se trata de una metrología tecnológica. Pero la medición es también un asunto jurídico. En el mercado, el vendedor debe de dar estrictamente lo que corresponde al derecho establecido de la transacción comercial. Ni le conviene dar más, ni le aceptarán que dé menos. La autoridad vigilará que se realice lo más justo posible. Si se trata ahora de la metrología legal. Ésta, necesariamente establecer en el país unidades de medición, sistemas de medición, métodos de medición, etc., que sean los más convenientes para la buena marcha de la industria y el comercio. Incluso los aparatos de medición, que se usen en las transacciones comerciales deberán ser certificados por la autoridad respectiva.23
 
13.2. Clasificación de la metrología

La ciencia de la medida, la metrología, es tan diversa, tan amplia, que ya se dividen por especialidades. De manera muy general tenemos:

Metrología científica.
Metrología técnica.
Metrología industrial.
Metrología legal.
 
13.2.1 Metrología científica

Su función radica en la búsqueda y materialización de los patrones de medición internacionales, para que estos sean mas fáciles de reproducir a un nivel internacional, encontrar los patrones más adecuados para los descubrimientos que se hagan en el futuro, seguir analizando el sistema internacional de unidades, sus definiciones, los métodos de medición, reproducción y conservación de los prototipos internacionales, las intercomparaciones y calibraciones de patrones nacionales (entre naciones y en un solo país), etcétera. 23

13.2.2 Metrología técnica

Es la encargada de “traducir” o el eslabón, entre la terminología del rigor científico y la aplicación práctica, común y cotidiana. Esto es, la metrología científica llega a conclusiones o resoluciones que no pueden ser aplicadas en la cotidianidad de la actividad humana (la industria y el comercio), si no son adecuadas, transformadas, para tal fin. Esto implica desarrollar patrones de medición secundarios, terciarios, etc., con sus respectivos procesos o metodologías de medición, reproducción y mantenimiento, intercomparaciones, calibraciones, etcétera.

13.2.3 Metrología industrial

En este campo de la metrología, tenemos desde la creación de lo que se consideran patrones de medición de trabajo, hasta la elaboración de todos los instrumentos de medición, en todas las áreas de la ciencia, que se aplicaran en todo el quehacer humano, la actividad industrial y comercial, así como su buen uso, reproducción, mantenimiento, verificación, calibración, etcétera.23

13.2.4 Metrología legal

Tiene como función, establecer el cumplimiento de la legislación metrológica oficial como: la conservación y empleo de los patrones de medición internacionales, primarios, secundarios, así como mantener laboratorios oficiales que conserven de preferencia estos patrones, el uso y correcta aplicación del SI, el desarrollo y aplicación de la normalización metrológica.23
   
13.3. La normalización

La normalización es la definición científica de la calidad. Está el encuentro entre la intencionalidad de nuestras necesidades y la objetividad de la naturaleza. O dicho en forma práctica, la medida en la que los productos alcanzan las exigencias del uso.

En el mundo moderno esto se efectúa de una manera. Primero productores y usuarios vieron la convivencia de establecer acuerdos sobre los aspectos más directos y aparentes de los productos. Más tarde se hizo indispensable La participación de la investigación: en la medida en que la calidad no era ya un asunto tan evidente, fue necesaria la investigación de la calidad. Finalmente aun esta investigación se tuvo que normalizar.

El propio carácter de la producción determina que cada uno de los individuos participantes, productores y usuarios, en sus propias formas y maneras, identificara la calidad, empleara sus propios métodos y sistemas de investigación y aún utilizará diversas formas de medición.

La calidad se redujo así a la cantidad, a la medida. Esto hizo necesario vigorizar los sistemas de medición, unificarlos, normalizarlos. En una palabra, si el acuerdo inicial fue sólo una avenencia, posteriormente reforzada con la investigación, finalmente el acuerdo debió hacerse sobre las bases más estrictas y rigurosas, la calidad que, primeros se había resuelto en cualidades científicamente investigadas, y fue reducida a parámetros. En ese momento la metrología se convirtió en la base de la normalización, de la definición científica.

Norma es un documento elaborado por todos los sectores interesados, esto es, quienes producen o consumen o utilizan el producto correspondiente, que establece, los métodos por los cuales sus especificaciones deben ser medidas, que está basado en resultados firmes, derivados de las ciencia, tecnología y la experiencia, y que ha sido aprobado, expedido y en determinados casos, controlado por la autoridad gubernamental competente. Cuando concurren todos los elementos anteriores, se tiene una Norma Oficial.

De aquí se desprende la creciente importancia que se da a las normas como patrones de referencia establecidos técnicamente, para servir como base en la que se deben apoyar la producción y las operaciones del comercio nacional o internacional. Asimismo, la importancia de las normas como lenguaje universal, que evita confusiones y conflictos económicamente fatales en el intercambio económico. Por lo tanto, la asociación de la calidad con las normas y su complemento, solo es posible dentro del contexto dentro de la normalización integral que comprende el conjunto de los elementos siguientes: la elaboración de normas, el control de calidad en todos el proceso productivo, las certificación de la calidad del producto terminado y la metrología.

Con ello se logra generar cambios en los hábitos, tratando que tanto los productores como los consumidores identifiquen la calidad a través de la presencia de las normas utilizadas como instrumentos para que los empresarios, trabajadores y comerciantes, obtengan en todo el proceso de producción, y comercialización, un aumento productivo, a corto plazo de los niveles generales de calidad, de la producción interna.

Las Normas Oficiales Mexicanas (NOM), se encuentran en el centro de percusión de la normalización en nuestro país, debido a que en sus conceptos y valores se basan en la opinión del país para fomentar sus puntos de vista y propuesta en el ámbito internacional, por ser las que miden la realidad actual mexicana. Por otro lado, son las normas de producto a nivel nacional las que señalan las metas a los productores y sirven de marco para que a su vez se establezcan las normas a nivel de empresa, elijan la apropiada materia prima, seleccionen el mejor procedimiento de fabricación y diseñen el mejor sistema de control de calidad, tanto como en el proceso como en la recepción del producto terminado.

Cualquiera que fuera la posición de un país dentro del mercado mundial, ya sea exportador o importador, requiere una intervención en forma activa en la formulación de las normas internacionales a fin de proteger en lo posible sus propios intereses nacionales.

Las compañías que venden a mercados extranjeros, tienen que familiarizarse con los complicados problemas de tarifas, costos de carga, aranceles y otros detalles del mercado para poder competir con éxito y hacer de su comercio un negocio.

Las Normas Internacionales Mundiales en donde participan la mayoría de los países del mundo y cuyos representantes coordinan la coincidencia de diversas normas internacionales que, en un momento dado, sirvan como base para la transacción comercial a ese nivel, surgen como una necesidad derivada del intercambio económico entre países, lo que obliga a una mayor interdependencia de ellos haciendo necesaria la adopción de criterios comunes en las especificaciones.

Los organismos internacionales de normalización son:

      Organización Internacional de Normalización (ISO).
      Comisión Electrotécnica Internacional (IEC).
      Comisión del Codex Alimentarius (CAC).
      Conferencia General de Pesas y Medidas (CGPM).
      Organización Internacional de Metrología Legal (OIML).

La ISO es un organismo que agrupa a la mayoría de los organismos nacionales de normalización y esta considerada actualmente como la máxima autoridad en materia de normalización.

El objetivo de la ISO es fomentar la elaboración de normas en todo el mundo, con el propósito de facilitar el intercambio internacional de bienes y servicios, y para desarrollar un entendimiento mutuo en las esferas intelectual, científica, técnica y económica.

La organización nacional de normalización en México, que pertenece a la ISO, es la Dirección General de Normas (DGN), dependencia de la Secretaria de Comercio y Fomento Industrial (SECOFI) hoy Secretaria de Economía (SE).23
   
13.4. La normalización integral

La normalización integral que comprende la metrología, la formulación de normas, el control de calidad y la certificación de la calidad, tienen como objeto la de obtener resultados óptimos de las materias primas, recursos humanos y materiales, tendiente a proteger a los consumidores que adquieren productos para su uso, reflejándose esta actividad en la economía del país.

La calidad juega un papel determinante dentro de los objetivos del desarrollo industrial, los que al orientarse al aumentar las fuentes de empleo productivo para la clase trabajadora, así como elevar sus niveles de bienestar en alimentación, salud, educación y vivienda, plantean como conducción indispensable al disponer de productos abundantes, cuya calidad les habrá y consoliden mercados seguros y crecientes.23
   
13.4.1 Concepto de calidad

Sabemos que en el lenguaje común, calidad es un término subjetivo que debe definirse para situarlo en un orden de ideas preciso dentro del contexto de las políticas y ordenamientos de fomento económico de los sectores públicos y privados.

Cualquier producto, natural o elaborado por el hombre debe de tener una capacidad asociada o relacionada con las satisfacción del uso que se destina.

No obstante esta capacidad del producto para satisfacer al usuario resulta indefinible si no se dispone de un patrón de comparación en el cual se hayan incluido todas las características que se requieren para que pueda condicionarse satisfactorio. Dichas características solo pueden ser expresadas eficazmente por un conjunto de especificaciones o de una norma.

En otras palabras, la calidad no esta asociada con lo que entendemos como fino o corriente de un producto, si no con la medida de que el producto cumple con la norma conforme la cual fue fabricado.

Por lo anterior se difunde en todos los medios al alcance, el concepto de que norma es un producto elaborado por todos los sectores interesados esto es, quienes producen o consumen o utilicen el producto correspondiente, que establecen los métodos por los cuales sus especificaciones deben de ser medidas, que esta basado en resultados firmes derivados de la ciencia, tecnología y la experiencia y que a sido aprobado, expedido y en determinados casos controlado por la autoridad gubernamental competente. Cuando concurren todos los elementos anteriores se obtienen una Norma Mexicana.23

13.4.2 Calidad y Normalización

De aquí se desprende la creciente importancia que se da a las normas como patrones de referencia establecido técnicamente, para servir como la base en la que deben apoyarse la producción y las operaciones del comercio nacional o internacional. Asimismo, la importancia de las normas como un lenguaje universal, que evita confusiones y conflictos económicamente fatales en el intercambio económico.23

13.4.3 Concepto de Normalización integral

A partir de su concepto moderno, se considera la Normalización Integral como el conjunto de los cuatro siguientes elementos:

a) La elaboración de normas.
b) El control de calidad dentro de la producción.
c) La certificación de la calidad del producto terminado.
d) La metrología.

Este concepto de la Normalización Integral se fomenta con vistas a incorporarlo a la conciencia de nuestras comunidades. Con ello se logran generar cambios en sus hábitos, tratando que tanto los productores como los consumidores identifiquen la calidad a través de la presencia de las normas, utilizándolos como instrumentos para que los empresarios, trabajadores y comerciantes obtengan en todos los procesos de producción y comercialización, un aumento efectivo y a corto plazo de los niveles generales de calidad de la producción interna.23

13.4.4 Procedimientos para la Normalización

El desarrollo tecnológico, económico y social se presenta cuando se considera la normalización como una conjunción entre la investigación, el control y la verificación.

De esto se desprende que para la elaboración de una norma, deben de ser consideradas primordialmente las condiciones socioeconómicas, políticas, y tecnológicas que se encuentre el país.

Los resultados que se logren a través de la investigación industrial y la confrontación con normas internacionales y extranjeras, permitirán aplicar o crear sistemas estadísticos, métodos de muestro, métodos de medición, especificaciones de parámetros, definiciones de calidad, etcétera., ya que estos factores serán determinantes para el desarrollo y la elaboración de una norma.

La normalización se ha definido como una disciplina que trata del establecimiento, aplicaciones y adecuación de reglas destinadas a conseguir y mantener un ordenamiento dentro de un campo determinado, con el fin de proveer beneficios para la sociedad acordes con su desarrollo tecnológico, económico y social.

El resultado de la normalización surge de un balance técnico y socioeconómico propio de un momento, por lo que no podemos considerarlo estático: Lo establecido debe ser base o punto de partida.

En la normalización hay dos etapas en forma general: la identificación científica de la producción y la fijación de los límites aceptables para la calidad del mercado. La primera etapa influye en la investigación para determinar los parámetros y características distintas de control de calidad, la definición de las unidades, métodos y sistemas de medir y la segunda, el procedimiento estadístico de los resultados de los análisis de pruebas y ensayos de laboratorio. Por lo tanto, la interrelación de estos factores o etapas constituyen la base para elaborar cualquier norma.

La normalización es el proceso de formular y aplicar reglas con el propósito de realizar un orden en una actividad especifica, para el beneficio y la obtención de una economía de conjunto optimo, teniendo en cuenta las características funcionales y los requisitos de seguridad, se basa en los resultados consolidados de la ciencia, la técnica y la experiencia, no determina solamente la base para mantener su paso acorde con el proceso.

Una norma es el resultado de una gestión particular de normalización a probada por una autoridad reconocida que puede tomar forma de:

      Un documento que contiene un conjunto de condiciones por ser cumplidas.
      Una unidad fundamental o una constante física.

Puede definirse también en un sentido más amplio, como una regla a la cual se somete voluntariamente una actividad.23

13.4.5 Normalización en México

En nuestro país, de acuerdo con el desarrollo histórico que ha tenido la normalización las únicas normas a nivel nacional que existen, son las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) y Normas Mexicanas (NMX), cuya coordinación a estado encomendada y lo esta actualmente a la Dirección General de Normas. Primero dependiente de la Secretaria de Economía, después de la Industria y el Comercio, luego de la del Patrimonio y Fomento Industrial, y actualmente de la Secretaria de Economía.

Las normas en el ámbito Nacional (NOM y NMX) dentro del concepto técnico de la normalización integral, son básicamente normas de recepción de productos terminados y sus complementarias por lo tanto, son normas conciliatorias entre los sectores interesados y no normas de un solo sector, o para un solo sector, ya sea productor o consumidor, público o privado.

La NOM y las MNX se encuentran en el centro de percusión de la normalización en nuestro país, debido a que en sus conceptos y valores se basan la opinión del país para fomentar sus puntos de vista y propuestas en el ámbito internacional, por ser las que miden la realidad Mexicana actual. Por otro lado, son las normas de producto en el ámbito nacional las que señalan las metas a los productores y sirven de marco para que a su vez se establezcan las normas a nivel de empresa, elijan la adecuada materia prima, seleccionen el mejor procedimiento de fabricación y diseñen el apropiado sistema control de calidad, tanto en el proceso como en la recepción de producto terminado.

Por otra parte, la NOM y las MNX son invariablemente un instrumento de progreso ya que surgen y después se introducen a la dinámica del desarrollo industrial. Como vemos, en mucho dependerá el avance tecnológico que tenga México del desarrollo que exista en el campo de la normalización.

La Dirección General de Normas esta dedicada a realizar y coordinar las actividades relacionadas con normalización, certificación, metrología y acreditamiento.

Coordina el procedimiento de elaboración de NOM y NMX emitidas por la desaparecida SECOFI, hoy (SE) Secretaria de Economía así como las actividades de la Comisión Nacional de Normalización.23

13.4.6 Estructura legal de las Normas Oficiales Mexicanas

Las disposiciones legales que rigen la NOM se encuentran en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización en vigencia desde el 1ro de Julio de 1992, además de existir otros dos preceptos legales que rigen el funcionamiento de la Dirección General de Normas y que son: el Artículo 33 Fracción XX de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, promulgada el 29 de Diciembre de 1976, y el Artículo 24 del Reglamento Interior de la Secretaria de Comercio y Fomento Industrial publicado, el 2 de Octubre de 1995.

Como vemos es la Ley Federal sobre Metrología y Normalización la que establece los ordenamientos legales a la que deben sujetarse las Normas Oficiales Mexicanas.23

13.4.7 Normas Oficiales Mexicanas

Son de carácter obligatorio y son expedidas por las dependencias de la Administración Pública Federal, según su ámbito de competencia. Las NOM tienen como finalidad establecer características y/o especificaciones que deben reunir los productos y procesos cuando estos puedan constituir un riesgo para la seguridad de las personas y el medio ambiente en general y laboral o para la preservación de recursos naturales.

El Articulo 40 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización establece las finalidades de las NOM y el Artículo 41 establece la estructura que estas normas deben tener.23

13.4.8 Normas Mexicanas

Las Normas Mexicanas son de cumplimiento voluntario, emitidas por los organismos nacionales de normalización privados y determinan la calidad, funcionamiento o métodos de prueba de los productos o servicios, procesos, instalación, sistemas, actividad o método de producción u operación.

Los organismos nacionales de normalización son las personas morales o instituciones reconocidas que forman parte del Sistema Nacional de Normalización de las cuales cubrirán una o varias ramas industriales, teniendo como objeto social elaborar Normas Mexicanas.

En el Artículo 73 de la Ley Federal sobre metrología y normalización se menciona que “podrán certificar el cumplimiento de las Normas Oficiales Mexicanas y de las Normas Mexicanas, por materias o sectores, los organismos de certificación acreditados conforme a lo dispuesto por esta Ley y su reglamento”.23
   
 

Ir arriba
Hosted by www.Geocities.ws
GridHoster Web Hosting
1