24. Teo. sacramentos del camino  

SÍMBOLOS Y SIGNOS DE LA UNCIÓN DE ENFERMOS.

Los símbolos fundamentales del sacramento son la unción con óleo consagrado en la frente y las manos, la imposición de manos y la oración sobre el enfermo. La unción era el gesto de administrar un medicamento, Cristo es nuestra medicina, nuestra salvación. Su significado era curativo y sanador. En las culturas mediterráneas el aceite se valoraba como medicamento. De hecho en algunos países sigue vendiéndose aceite en las farmacias como reconstituyente, más que como alimento. Los aceites de bacalao, de ricino,... representan un estilo de vida, donde el aceite tiene algo de medicinal. Por eso el aceite expresa el ungüento curativo sin más, recibido en el cuerpo. La acción de ungir supone ponerlo en posesión del que unge. En al tradición antigua, significaba también la protección, por eso eran ungidos los reyes, y por eso ungimos en el Bautismo, convirtiéndonos en propiedad de Cristo. La unción recuerda, además del medicamento, la protección del que lo dispensa, que es Cristo a través de su Iglesia. La unción comunica la fuerza ante la debilidad de la enfermedad. El óleo sobre los enfermos es expresión también de la fuerza y la protección de Dios para sus vidas en el camino del hombre hacia la muerte, desde la enfermedad.

Antiguamente, en los anteriores rituales se preveía que la unción se hiciera en las diferentes partes del cuerpo: cabeza, manos, pies,... Expresaban la totalidad de la curación, en todas las partes del cuerpo, para servir en plenitud cuando recuperase, todo el hombre era sanado y perdonado. La Iglesia mantiene la unción en la cabeza y las manos, siendo más escueta su celebración.

El sacramento necesita de la Palabra curativa y sanadora. La oración durante el gesto: "por esta Santa Unción y por su bondadosa misericordia te ayude el Señor con la gracia del Espíritu Santo, Amén. Para que, libre de tus pecados, te conceda la salvación y te conforte en tu enfermedad. Amén". Tras la unción se prosigue: "Te rogamos, Redentor nuestro, que por la gracia del Espíritu Santo cures el dolor de este enfermo, sanes sus heridas, perdones sus pecados, ahuyentes todo sufrimiento de su cuerpo y de su alma, y le devuelvas su salud espiritual y corporal, para que, restablecido por tu misericordia, se incorpore de nuevo a los quehaceres de su vida, Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos, Amén".

Hay otro gesto que ha existido en la historia de la Iglesia, y que el ritual contemporáneo mantiene, que es la imposición de manos en silencio. Su significado es semejante a la Unción, es un gesto de trasmisión de la gracia del Espíritu Santo. Hoy queda como un elemento más intuitivo, incluso secundario de la celebración. Por supuesto, el símbolo comunitario aparece representado por la presencia de los sacerdotes en oración, indicando el ritual la importancia de que acompañen en la celebración los familiares que convivan con el enfermo, significando así la presencia fraternal de la comunidad cristiana.

<< >>
1
Hosted by www.Geocities.ws
GridHoster Web Hosting