El Desafío del Ecoturismo:

Una Llamada para Normas Más Estrictas

Por John N. Shores

 

Resumen:

"Uno de los sectores mas crecidos del turismo es el turismo a base de la naturaleza. La industria turística ha logrado el apoyo de muchas organizaciones ambientalistas y instituciones encargadas de parques y reservas, y se promueve los viajes en la naturaleza como la actividad mas "in" y ambientalmente sancionado. ¿Pero está el ecoturismo la salvación como sus promotores insisten? El autor sugiere que por "ecoturismo" se debe entender "turismo en forma ambientalmente sana." ["environmentally sound"] La definición debe tener ser suficientemente rigurosa para crear una meta que desafía a los operarios de tours, administradores de parques, y al público que viaja. Las definiciones en uso popular son demasiada floja y pueden instalar una idea falsa, que un viaje o tour es ambientalmente sana cuando en realidad es destructivo para el ambiente local, regional, o global. La solución está en establecer un escala 0 a 5 para clasificar los niveles de ecoturismo, en forma parecida a las escalas de dificultad que se asignan a rutas del andinismo o alpinismo, o las escalas de dificultad para recorridos en canoa o kayak. El autor propone criterios preliminarios para definir el Nivel de Ecoturismo (NET) de las etapas diferentes del 'enverduramiento' del sistema turístico."

John N. Shores, B.S., M.S.
Especialista en Ecoturismo y
Manejo de Áreas Silvestres
San Jose CA 95117
USA
10 de febrero de 1992

1. Introducción

El turismo es uno de los sectores de más alto crecimiento en la economía mundial. Para los países en vía de desarrollo, el turismo en todos sus formas contribuye US$ 50 mil millones por año (Anón. 1989). Aún en el período actual de recesión y depresión económica global, el turismo ha quedado asombrosamente fuerte.

Por debajo de la sombrilla ancha del turismo, uno de los segmentos más calientes es el viaje donde la naturaleza es un motivo principal. Conocido por una gran variedad de nombres, turismo a base de la naturaleza está promovido por la industria turística como una oportunidad única para ver y experimentar los ambientes naturales y costumbres tradicionales en maneras no accesibles a los participantes en el turismo en masa.

El turismo en la naturaleza está adquiriendo sus seguidores populares. Algunos de sus fanáticos lo promueva como solución a la escasez crónica de presupuesto para parques nacionales y áreas protegidas equivalentes. Otros lo vean como uno de los elementos básicos de un desarrollo económico sostenible. Se lo fomenta como una panacea tanto como fue fomentado la revolución verde en las décadas recientes.

El turismo en la naturaleza supuestamente puede atraer las inversiones extranjeras en la industria turística (la industria sin humo); traer a turistas nacionales e internacionales en visita a sitios culturales y naturales; fomentar empleo local para poblaciones rurales; preservar a los ecosistemas y culturas; y en general solucionar a los ecológicos, económicos, sociales, y políticos que impiden el desarrollo rural.

¿Pero es realístico todo esto?

 

2. El Arco-Iris de Definiciones para el Turismo en la Naturaleza

El turismo a base de la naturaleza circunda un espectro ancho de actividades y iniciativas. La falta de definiciones ampliamente aceptadas ha impedido nuestras habilidades de identificar y analizar el turismo en la naturaleza y sus muchas variaciones.

Según un análisis de la propaganda comercial de la industria turística, se puede concluir que el turismo a base de la naturaleza se considera cualquier viaje que incluye el mirar o apreciar los elementos del medio ambiente verde. El viaje tiene un componente verde como uno de sus valores o objetivos. Pero esta definición es tan amplia que casi cualquier viaje calificaría, siempre y cuando algo verde fue visto en el camino. Tal vez sería mejor si estos se conocen como viajes "incidentales" en la naturaleza.

Otra definición de turismo en la naturaleza esta vinculado a los motivos del viajero:

"Viajar a áreas naturales relativamente sin disturbios o no contaminados con el objetivo específico de estudiar, admirar, y disfrutar del paisaje y su flora y fauna silvestre, tanto como manifestaciones culturales existentes (pasado y presente) que se encuentran en estas áreas." (Ceballos-Lascurain 1987).

Esta definición se enfoque hacia los motivos del viajero, pero tiene su falla principal en no considerar el impacto que esta viaje puede tener sobre el sitio o cultura visitado. Como un conocido relator ha indicado, "Las turistas pueden destruir lo que les atrae., las cualidades exactas que hacen muy especial a un sitio." (Reilly 1978).

Los viajeros quienes desean seleccionar y apoyar a los "tours" que son verdaderamente "verde" necesitan términos claros y racionales para distinguir entre las proclamaciones diferentes de la propaganda turística. Hoy en día, la turista se enfrenta una confusa variedad de ofertas para viajes en la naturaleza.


El Arco-Iris del Ecoturismo

IncidentalCualquier viaje durante lo cual el viajero admira o aprecia el medio ambiente verde.

Natura-Céntrica

Un viaje en lo cual la naturaleza es un valor central y no algo pensado después.

Apoyo

Un viaje organizado para generar apoyo financiero significativo para la protección del ambiente visitado o apreciado.

Involucramiento

Un viaje por lo cual el viajero interviene personalmente en las actividades que apoyan a la conservación o la restauración.

Ecológico

Un viaje en lo cual todas las actividades son ecologicamente benignas.
 

3. Uso Corriente del Término "Eco-Turismo"

Desafortunadamente hoy en día el término "eco-turismo" se emplea en forma super-inclusiva. Se usa el termino en formas tan amplias que casi todos los viajes califican.

Los postes del gol están colocados tan lejos uno del otro que todos los intentos logran un golazo. Eso afecta adversamente a los áreas naturales y la biodiversidad en varias maneras.

El uso continuado de definiciones ambiguas en el marco del turismo en la naturaleza debilita el poder del concepto, contribuye a ambigüedad, y fomenta el maltrato y abuso de la idea. Definiciones precisas nos permitirían comunicar con la exactitud necesaria entre nosotros mismos y comunicar con autoridad al público viajero en general. Ambos son importantes si el concepto de turismo en la naturaleza hará una contribución significativa a la conservación de áreas protegidas.

Durante las pasadas dos décadas, se ha visto un aumento en la moda de presentarse "verde" como ambientalista. Con las esperas de capitalizar esa ola de popularidad, algunos individuos y organizaciones han comenzado a hacer propaganda sobre sus productos y servicios como "ambientalmente amistosos." Al menos que el consumidor o público viajero logra informarse y motivarse mucho mas para seleccionar apropiadamente, los "sellos verdes" no tendrán alguno sentido. Peor todavía, el sello verde se podría usar para engañar al público.

Está en los intereses mejores de las comunidades locales, la industria turística, y los encargados de áreas protegidas que los sellos verdes sean adoptados, que estos endorsos tengan requisitos precisos, y que el público sea informado y motivado para insistir en su cumplimiento. Algunos ejemplos demuestran la extensión de los beneficios esperados:

Las comunidades beneficiarán porque los impactos locales del turismo a base de la naturaleza serán benignos.

La industria turística beneficiará porque un segmento atractivo del mercado tendrá productos que se pueden diferenciar y vender a un precio premio.

Los encargados de la conservación de áreas protegidas beneficiarán porque el público que visitará a sus áreas tendrá un impacto negativo reducido, y se fomentará apoyo popular para las áreas protegidas una vez que los visitantes vuelvan a sus hogares.

 

4. Re-Encontrando la Ecología en el Ecoturismo

¿Cómo aseguremos que el concepto de eco-turismo se desarrolla por esta trocha provechosa? El prefijo eco que colgamos a turismo viene del sentido Griego oîkos que significa "casa." Es el mismo prefijo que usamos en economía política o ecología. En el caso del ecoturismo, la origen inmediata debe ser la palabra ecología si deseamos recuperar el término y apoyarlo con fuerza y precisión.

Ecoturismo significa simplemente "turismo ecologicamente sana" o "turismo ecologicamente sensitivo." Implique el mismo nivel de cuidado que proporcionamos para nuestras casas. Ecoturismo es "turismo a la casa o hogar." Todo el esfuerzo de mantenimiento y atenciones que el dueño o dueña del hogar invierta en su casa, debemos invertir en el ecoturismo. El ecoturista debe cuidar a los sitios visitados tanto como el o ella cuida y aprecia su propia casa.

¿Están en camino esfuerzos para establecer normas del ecoturismo? La vasta y descentralizada industria turística no se controla fácilmente, pero algunos líderes entre sus miembros se han convertido en vocales fuertes para normas y su cumplimiento. Algunos de los esfuerzos iniciales provienen de los operarios de tours más sensibles a la participación local en turismo en la naturaleza.

Journeys International, una operadora de tours con sede en Ann Arbor, Estado de Michigan, USA, estableció el Fondo para la Preservación de la Tierra [Earth Preservation Fund] y dedicó 10% de todos los costos en tierra a ese fondo. Con estas contribuciones de los viajeros, el fondo apoya varias actividades conservacionistas en los países visitados por los clientes de Journeys. Proyectos incluyen por ejemplo la siembra de árboles, saneamiento ambiental, y limpieza de rutas usadas por turistas.

Uno de los esfuerzos iniciales para establecer lineamentos o guías para turismo en la naturaleza viene de la Sociedad Nacional Audubon de los Estados Unidos. Audubon publicó su "Etica para Viajes Ambientalmente Responsables" [Travel Ethic for Environmentally Responsible Travel©]. Se divulga los lineamentos como las reglas para sus propias tours y los promociona para todos los operarios de tours. Son siete puntos principales que abarcan la vida silvestre, la sustenabilidad, la disposición de los deshechos, la apreciación ambiental, el refuerzamiento a la conservación local, el respeto para las leyes sobre el mercadeo de productos de especies amenazadas, y el respeto para las culturas visitadas. La ética tiene sus derechos reservados y no se puede reproducirla sin permiso por escrito de la Sociedad Audubon.

La Sociedad Americana de Agencias de Turismo [American Society of Travel Agencies o ASTA] ha desarrollado lineamentos semejantes en asociación con Club Med®.


Los Diez Mandatos del Ecoturismo de ASTA

"Si Usted viaje como negocio, para disfrutar, o ambos, todo los ciudadanos presentes y futuros del mundo le agradecerían el respetar a los diez mandatos del viajero mundial:
1. Respetar la fragilidad de la Tierra.
2. Dejen solamente huellas sencillas. Tomen solamente fotografías.
3. Para aumentar el sentido de sus viajes, edúcanse sobre la geografía, los costumbres, y las culturas de la región que se visitan.
4. Respetar la soledad y dignidad de otros.
5. No comprar productos de especies de flora y fauna amenazada.
6. Siempre seguir por las trochas señaladas.
7. Informarse y apoyar programas conservacionistas y organizaciones trabajando para mejorar el medio ambiente.
8. Cuando sea posible, caminar o usar medios de transporte que son ambientalmente sanos.
9. Patroniza los miembros de la industria de viajes que fomentan conservación de energía y del medio ambiente; protección del agua y aire; reciclaje de materiales; manejo seguro de deshechos y materiales tóxicos; control de ruido; participación de la comunidad; y que proporcionan personal adiestrado y experimentado que demuestran su dedicación a los principales conservacionistas.
10. Preguntar a su agente de viajes ASTA por las organizaciones que suscriben a los reglamentos ASTA para los viajes por aire, tierra, y mar."

Ha llegado el momento para establecer criterios que se enfoquen hacia la conservación de los recursos, tantos culturales como naturales. Las metas tienen que ser claras y definidas en pasos escalonados, o por fases, para que los viajeros pueden hacer selecciones racionales entre todos los tours y operarios. A menos que la comunidad conservacionista toma el liderazgo para insistir en definiciones rigurosas, rápidamente se deteriorarían hacia el mínimo común — y cualquier rasgo verde se calificará como ecoturismo.

 

5. La Escala del Ecoturismo: Niveles 0 - 5

Lo que la industria necesita y el público debe reclamar es una regla para medir el impacto del turismo sobre los recursos naturales y culturales. Aunque pueden existir muchos motivos para un viaje, cada viajero no está en costumbre de ordenar un estudio de impacto ambiental para cada parte del viaje. Eventualmente podemos definir los diferentes tipos del turismo y los impactos que causen cada uno. Para iniciar, he propuesto una regla o escala para clasificar varios tipos de turismo. La escala mide el nivel de realización según los principios del ecoturismo.

La escala no es estrictamente acumulativa. Niveles diferentes en algunos casos miden características diferentes en vez de un aumento o reducción en el mismo atributo. Por ejemplo, Nivel 1 significa un flujo financiero neto de apoyo desde el viajero hacia el sitio visitado. Nivel 2 abarca un atributo aparte, un compromiso personal del viajero con el sitio. La escala está todavía en sus etapas de desarrollo y se la ofrece como un ejemplo del esfuerzo cooperativo que debe involucrar a los viajeros, los operarios de tours, las comunidades locales, y los ambientalistas.


Los Niveles 0 - 5 del Ecoturismo

NET 0El nivel 0 del ecoturismo requiere que los viajeros reciben una mínima de concientización de la fragilidad de los ecosistemas que se visitaron. Viajes "incidentales" en la naturaleza usualmente calificaría en este nivel.
NET 1Nivel 1 del ecoturismo requiere que un flujo positivo de apoyo monetario existe entre el ecoturista y los ecosistemas visitados. Designaciones de contribuciones [Earmarks], tantos impuestos aéroportuarios o un porcentaje designado de los costos domésticos, calificarían para este nivel.
NET 2Nivel 2 requiere que el ecoturista se involucra en una forma personal en la conservación del medio ambiente. Algunos tours se han organizado alrededor de actividades de sembrar árboles, o recolectar basura en zonas visitadas.
NET 3Calificarse al Nivel 3 requiere que se certifique que el sistema total del tour es benigno para el medio ambiente. El análisis del sistema debe incluir por lo menos el transporte aéreo tanto como el transporte local, la comida, y el alojamiento. Nivel 3 requiere que se demuestra que el efecto neto de la presencia del viajero es neutral o positivo.
NET 4 Nivel 4 requiere que se demuestra que el impacto del viajero es positivo. Esfuerzos in situ para usar tecnología apropiada, reducir el consumo de energía, reciclar, establecer agricultura orgánica, fomentar métodos sustenibles de aprovechamiento, y establecer una contribución personal para restaurar ecosistemas degradados, pueden balancear aspectos menos benignos del sistema total del viaje que podría involucrar transporte aéreo, hoteles lujosos, y consumo por exceso de energía.
NET 5 Este nivel debe ser la meta global para todos los que apoyan el ecoturismo, que sean operarios de tours, el público que viaja, o las agencias de manejo de recursos naturales. Un "5" en ecoturismo significa un viaje donde todos los aspectos del sistema viajero opera en una forma ambientalmente sana. Esto requiere que la propaganda, el transporte, el alojamiento, y tratamiento de todos los residuos deben ser analizado.
Se prohíbe usar las inundaciones de solicitudes por correo, y se prohíbe la publicidad en revistas de papel que no se puede reciclar. El transporte debe ser ambientalmente benigno (no usa de los Concordes, uso limitado de petróleo -- tal vez se limita solamente a transporte solar y animal, además de andar y caminar). El alojamiento y todas las actividades de los turistas y personal del tour deben ser benigno para el medio ambiente. Calefacción y aire acondicionamiento tiene que ser solar o de bajo impacto. Los alimentos y todos los recuerdos del viaje serían producidos en formas sustenibles. Todos los residuos serían tratados en formas benignas. El control y tratamiento de las aguas servidas sería un requisito absoluto. Productos usados serían reciclados, jabones y materiales de limpieza serían bio-degradables, y la no degradación del medio ambiente sería la norma.

 

6. El Desafío del Ecoturismo para los Operarios de Tours, Encargados de Áreas Protegidas, y Otros

Operarios de tours y instituciones de manejo de recursos naturales tienen que juntarse para asegurar un ambiente-centricísmo en el turismo y en el uso de los parques nacionales y sus áreas adyacentes. Se requieren varios esfuerzos.

Los encargados de parques tienen que desarrollar criterios claros para establecer límites en los cambios aceptables para cada ecosistema. Comunidades locales, industrias a base de los recursos, operarios de tours, y organizaciones conservacionistas nacionales tendrán puntos de vista a considerar.

Operarios de tours tienen que aprender lo suficiente sobre los ecosistemas que visitan para entender la necesidad para limitaciones y restricciones en su uso. Esa misma información se puede aprovechar en forma educativa para enriquecer a la experiencia del viajero.

Comunidades locales necesitan ser re-animado para tomar en cuenta la visión al largo plazo en elegir un camino para el desarrollo de su región y su economía. Se pueden encontrar camaradas para el desarrollo y conservación en las organizaciones no-gubernamentales si les invitan en conjunto a elaborar las soluciones y buscar el capital de inversión para hacerlo realidad.

Organizaciones ambientales tienen el desafío de asegurar la objectividad del ambiente político, donde cada grupo de intereses pueda representar valores muy diferentes unos a otros. Fomentando el diálogo y facilitando la reducción de conflictos serán desafíos continuos. Ofrecer un análisis independiente de los datos oficiales, y la recolección de datos independientes (cuando se cuestionan los datos oficiales), son también papeles aptos para las organizaciones ambientales.

 

7. Lo Que el Viajero Puede Hacer

El desafío del ecoturismo depende del público viajero. Votar con sus gastos personales y presionar con sus votos actuales son métodos los viajeros pueden emplear para cambiar la manera en la cual la industria turística trata a las áreas naturales. El primer paso está en ser un viajero informado. Haga el esfuerzo para recopilar información antes que usted viaja, no solamente sobre tarifas aéreas y hoteles sino también los mapas, los guiones, los libros de historia, y guías de campo para los lugares que usted pretende visitar. Obtenga información detallada de su agencia de viajes. Sepa sobre los arreglos de transporte y alojamiento. Asegura que su operario de tour se adhiera a una ética o un código de viajes. ¿Sean estos ambientalmente amistosos? ¿Adhieren también todos los eslabones de la cadena turística? ¿Pueda usted encontrar un operario de tour que se adhiere al concepto del disturbio mínimo?

Pregunta cómo se preparan los alimentos y cómo se eliminan los deshechos. Ahora es un buen tiempo para preguntar sobre requisitos especiales tales como consideraciones dieteticas vegetarianas o orgánicas. ¿Se emplean solamente alternativas no-plásticas y de bajo consumo enérgico? ¿Se reciclajen el vidrio, el aluminio, y las latas metálicas? ¿Cuantas personas participarán en el mismo tour? ¿Cuantos otros grupos estarán presentes en el sitio o vecindad? Algunos parques mantienen límites en el número de visitantes anuales o durante épocas definidas.

¿Emplea el tour animales para montar o para carga? ¿Cómo se tratan a estos animales? ¿Cómo se tratan a la vida silvestre?

Hay algo de verdad en el cliché "Tome nada sino fotografías, deje nada sino huellas sencillas." Sin embargo hoy en día debemos solicitar a los eco-viajeros que dejen aún menos. Permanezca dentro de las zonas marcadas y los senderos establecidos. Evitan los cortes que provocan erosión o compactación de suelos -- conocidos cortésmente por el término "senderos sociales" pero en realidad verdaderos disturbios en ecosistemas frágiles. Y a menos que usted tiene información confiable al contrario, evita la recolección de frutas y flores silvestres y no recogen "recuerdos." En realidad, un buen número de artículos de la herencia natural y cultural no deben ser tocados: arte rupestre, entalladuras, y otros monumentos se pueden dañar con aceites de las manos o aún un exceso de dióxido de carbón. La fauna silvestre es susceptible a daños por acercarse demasiado o simplemente por romper sus patrones de comportamiento. Los jóvenes son especialmente vulnerable y no se deben acercarse a ellos si existe alguna duda. Hágase un eco-viajero quien retarda su velocidad y gasta más tiempo en estudiar y aprender un solo lugar. Esto no solamente aumentará su nivel de goce sino también disminuirá el costo del viaje y probablemente contribuirá menos carbón y ozono a la atmósfera.

Tal vez lo más importante es votar con su dinero. Frecuentan los operarios quién se adhieren a normas altas y amonestan a los otros para que se mejoran. Los operarios de tours tienen que competir para sobrevivir, pero el eco-viajero puede esforzarse para que solamente los operarios "verdes" sobreviven y solamente los más verdes prosperan.

 

8. Conclusiones

Asegurar que la industria de turismo a base de la naturaleza establezca y mantenga normas altas será un desafío para todos los participantes. Los papeles son diferentes para cada participante, pero juntos pueden encontrar los métodos y prácticas ecologicamente sensibles y económicamente viables que aseguran la sobrevivencia de los atractivos culturales y naturales, sin hacer daño a los recursos mismos. Estos esfuerzos serán dignos del ser llamado "ecoturismo" en los Niveles de EcoTurismo 4 y 5, y los viajeros que participan serán eco-turistas verdaderos.

¿Verán los participantes un incentivo para adherir a los principios y normas más altos del ecoturismo? ¿O veremos el turismo de masa destruir a los sitios frágiles, y resultarán en la muerte de la gansa que pone los huevos de oro? La selección es nuestra por hacer, como viajeros, y como los cuidadores de esta Tierra.

 

9. Referencias

Anon.
   1989 "Riding the tourist boom," South, August 1989, p. 12. ["Aprovechando la explosión turística"]

Boo, Elizabeth
  1990 Ecotourism: the potentials and pitfalls. 2 vols. World Wildlife Fund, Washington DC. ["Ecoturismo: las oportunidades y trampas"]

Ceballos-Lascurain, Hector
   1987 "Estudio de prefactibilidad socioeconómica del turismo ecológico y anteproyecto arquitectónico y urbanístico del Centro de Turismo Ecológico de Sian Ka'an, Quintana Roo." (sin publicar) Estudio preparado para SEDUE, Mexico. (en Boo 1990)

Reilly, William K.
   1978 "Introduction" en Bosselman, Fred P. 1978. In the wake of the tourist: managing special places in eight countries. The Conservation Foundation, Washington DC. ["Detras de la estela del turista: el manejo de sitios especiales en ocho países"]

 


Notas sobre el Autor

El señor John Shores es especialista en ecoturismo y manejo de áreas silvestres con más de veinte años de experiencia en más de cuarenta países del mundo. Se preparó este informe como un aporte al IV Congreso Mundial de Parques Nacionales y Áreas Silvestres que se celebró en Caracas en febrero de 1992. Sr. Shores actualmente desempeña las funciones de facilitador y consultor internacional desde su casa en San José, California, USA.


URL: http://www.geocities.com/shores_system/ecot/ecot_desafio.html

Correo al autór [email protected]

Mapa del Sitio  |  Consultor  |  Fondos Ambientales  |  Financiar los Parques   |  Ecoturismo   |  Biodiversidad
Regreso a Shores_System  |   sobre Shores_System  |   Contactarnos


Hosted by www.Geocities.ws

1