CÓMO CONECTARSE A INTERNET

 

Objetivos

  1. Conocer los medios de conexión a Internet.
  2. Identificar los diferentes componentes necesarios (hardware) para conectarse a Internet.
  3. Conocer algunos criterios para seleccionar un proveedor de conexión a Internet (ISP).
  4. Identificar los programas computacionales (software) más utilizados para acceder a los servicios de Internet, y saber cómo y dónde conseguirlos.

Contenidos

Resumen

 

Introducción

En el capítulo anterior vimos qué es Internet, tanto desde un punto de vista tecnológico como desde la perspectiva de cómo sus características y servicios pueden afectarnos o sernos útiles.

En el presente capítulo abordaremos en detalle el tema de cómo conectarse a Internet, como paso previo para poder utilizar sus servicios.

Si bien esta revisión tratará muchos temas técnicos, el objetivo es que este capítulo le permita tomar decisiones para obtener o administrar de mejor manera su conexión a Internet, y así obtener el mayor provecho.

 

 

2.1 Estructura general de conexión a Internet

Para conectarse a Internet es necesario contar con un computador y una empresa proveedora del servicio de conexión a Internet (ISP). Además, se requieren algunos componentes de hardware necesarios para efectuar la conexión, los que revisaremos más adelante. Si bien existen otras formas de conexión a Internet, por ahora la más utilizada es esta, es decir, la que utiliza el computador.

Como Internet es una red de redes, el proveedor al que nosotros nos conectamos, a su vez debe conectarse a otras redes computacionales.

En Chile es común encontrar que los proveedores de acceso a Internet están conectados con otro proveedor en EE.UU. y mantienen también conexiones con algunos proveedores de nuestro país , dando así origen a una Internet nacional.

En la figura 2.1 se presenta un esquema de conexión a Internet, a través de un proveedor en Chile.

Figura 2.1.

Existen dos modalidades de conexión con el proveedor:

La conexión dedicada, en donde el computador está conectado al proveedor todo el tiempo, independientemente de si se está o no usando los servicios de Internet.

La conexión conmutada, en donde su computador se conecta con el proveedor solamente cuando usted necesita utilizar alguno de los servicios de Internet.

 

 

2.1.1 Conexión dedicada

Como dijimos, una conexión dedicada nos mantiene conectados permanentemente a Internet (figura 2.2). Esto se justifica en la medida en que necesitemos utilizar los servicios de Internet gran parte del tiempo.

Otra situación en la que se justifica una conexión dedicada, y que es la más común, es cuando se requiere que exista una red local de varios computadores con acceso a Internet. Como vimos en el capítulo anterior, para posibilitar esta conexión de una red local con el proveedor se utiliza un dispositivo llamado router o enrutador.

Por ello, lo más común es que las conexiones dedicadas sean utilizadas por empresas u organizaciones medianas y grandes, que intercambian grandes volúmenes de información a través de las redes, o que necesitan conectar gran cantidad de computadores a Internet.

 

Figura 2.2.
Esquema de una conexión dedicada.

Técnicamente, una conexión dedicada consiste en una línea digital conectada directamente con el proveedor de Internet. Estas líneas tienen un alto costo y son arrendadas a las compañías telefónicas o a otras empresas dedicadas al negocio de la comunicación de datos. Por otro lado, al existir una conexión permanente a Internet, solo se paga un valor fijo (por mes, por ejemplo), independientemente de cuánto tiempo efectivo estemos enviando o recibiendo información por la línea telefónica.

La velocidad de transmisión de datos por una conexión dedicada es bastante alta (desde 64 kilobits por segundo (Kbps) hacia arriba), lo que permite en general una calidad de servicios de Internet suficientemente buena.

 

2.1.2 Conexión conmutada

La conexión conmutada es la manera más común de acceso a Internet para las personas o instituciones pequeñas. Como vimos, tiene la ventaja de establecer la conexión solamente cuando se está utilizando alguno de los servicios de Internet, por lo que en general es de menor costo que una conexión dedicada.

La conexión conmutada se realiza mediante una línea telefónica normal o líneas especiales de alta velocidad (figura 2.3) como las líneas ISDN o RDSI

Figura 2.3.
Esquema de una conexión conmutada.


La conexión conmutada de un computador a Internet requiere que este se conecte a una línea telefónica a la cual también está conectado el proveedor. Para conectar un computador a una línea telefónica se requiere de un dispositivo llamado módem que normalmente viene incorporado en los computadores más modernos (módem interno), o puede adosarse a ellos, si no lo tienen (módem externo).

A su vez, el proveedor también tiene un módem conectado a la línea telefónica, y que permite que sus computadores (servidores), reciban las señales enviadas desde el computador con el que se están conectando.

Este servicio tiene un costo fijo mensual, que es bastante más barato que el de una conexión dedicada, pero al cual hay que agregar el costo del tiempo de comunicación a través de la línea telefónica, ya que cada vez que nos conectemos a Internet, lo que estaremos haciendo es «llamar por módem» a nuestro proveedor.

 

 

2.1.3 Adquisición del módem y línea telefónica

Para que podamos utilizar los distintos servicios de Internet con la mejor calidad posible, es conveniente que el módem sea de la mayor velocidad que se pueda. Actualmente, los módems disponibles en el mercado son de 28, 36 ó 56 kilobits por segundo (Kbps). Mientras más rápido, el módem es más caro, pero al ser más veloz, ahorraremos tiempo de conexión a través de la línea telefónica y, por lo tanto, el costo de los servicios que usemos será menor.

Como dijimos antes, existen módems internos y externos; la diferencia radica en que el interno se coloca dentro del computador (es conveniente que esto lo haga personal especializado), mientras que los módems externos son una pequeña «cajita» que se conecta a una de las entradas de datos que tienen todos los computadores.

Respecto de la línea telefónica en una conexión conmutada, si bien es posible utilizar la misma línea que ocupa nuestro teléfono, es conveniente pensar en instalar una segunda línea telefónica especial para la conexión a Internet. Esto es altamente recomendable para quienes pasan mucho tiempo conectados a Internet o usan bastante el teléfono, pues en ambos casos la línea telefónica suele estar ocupada todo el tiempo.

 

 

2.2 Selección del proveedor de conexión a Internet (ISP)

Una vez que usted se conecta a Internet a través de un proveedor, está en condiciones de acceder a los distintos servicios que ella le ofrece. Si bien este uso es independiente del tipo de conexión que exista (dedicada o conmutada), en el resto del capítulo nos referiremos principalmente a las conexiones conmutadas, que son las de mayor uso en los hogares y empresas pequeñas.

Ahora que sabemos cómo funciona una conexión a Internet, revisaremos en detalle qué debemos considerar para poder conectarnos.

Como dijimos al comienzo, el primer paso es seleccionar un proveedor y hacer un contrato de servicio con él. La mayoría de estas empresas nos aportará toda la información necesaria para habilitar la conexión e instalar los componentes requeridos para utilizar los servicios de Internet. Como este procedimiento varía un poco según el proveedor, solo revisaremos los aspectos principales a los que se debe poner atención al seleccionar uno y habilitar una conexión a Internet.

En Chile existen muchos proveedores comerciales de conexión a Internet, además de las instituciones que ofrecen este servicio para sus miembros, como universidades o empresas.

En el caso de la selección de un proveedor comercial, es importante tener varios aspectos presentes. En primer lugar, es fundamental tener claro para qué vamos a usar la conexión y el tipo de servicios que utilizaremos principalmente, para poder comparar esto con las múltiples ofertas de cada proveedor. Interesa saber, por ejemplo:

Con esta información estaremos en condiciones de comparar nuestras necesidades con la oferta de los proveedores. Para ello, es importante poner atención a las siguientes características de la oferta de un proveedor:

2.2.1 Velocidad de acceso

La velocidad de acceso a Internet no es instantánea ni mucho menos, y depende del tipo de servicio que estemos usando. Mientras más información necesitemos intercambiar, mayor velocidad de acceso requeriremos. Así, por ejemplo, una velocidad satisfactoria para enviar y recibir correo electrónico, puede ser más que insuficiente para visualizar imágenes, sonido o video.

a. Velocidad de la conexión entre nuestro computador y el proveedor

Esta se ve afectada por el tipo de línea que se usa y la velocidad máxima que se puede obtener de ella. La tecnología para utilizar líneas telefónicas comunes ya está alcanzando su nivel máximo. Las líneas telefónicas ISDN o RDSI ofrecen mayores velocidades, pero no todos los proveedores tienen disponible este servicio.

La velocidad también depende del módem, pero no solamente del que utilice el usuario, sino también del que tenga el proveedor, como vimos en la figura 2.3.

Un criterio que se puede aplicar es que el proveedor tenga módems iguales o superiores en velocidad al nuestro. Es decir, si nosotros poseemos un módem de 56 Kbps, es conveniente que el proveedor tenga módems de estas características.

Como los proveedores tienen varios módems para atender simultáneamente a sus distintos

usuarios, otro criterio importante es que idealmente los distintos módems del proveedor tengan igual velocidad entre sí, lo que nos evita estar sometidos al azar de que en una «llamada» nos toque un módem «rápido» y en otra uno «lento».

b. Ancho de banda de la conexión a Internet internacional

Para conectarse a Internet, los proveedores nacionales se conectan a su vez a otros proveedores internacionales a través de líneas dedicadas de alta velocidad.

El ancho de banda internacional se refiere a la capacidad de conexión del proveedor local con un proveedor internacional, normalmente en EE.UU., y nos indica la cantidad de información que es capaz de transmitir el enlace internacional del proveedor nacional hacia Internet, en un período determinado.

Como el ancho de banda del proveedor nacional es compartido por todos los usuarios conectados a él en un momento determinado, el criterio que se debe considerar se refiere al ancho de banda disponible por usuario o por conexión.

Por ejemplo, un enlace internacional de dos Megabits por segundo (Mbps), es bastante amplio si se reparte entre 100 usuarios, pero muy reducido si se reparte entre 10 mil.

El ancho de banda internacional es importante porque determina la calidad con que percibimos los distintos servicios de Internet. Por ejemplo, si tenemos «poco ancho de banda» disponible, al visualizar una página Web en EE.UU., esta demorará en «trasladarse» desde el servidor a nuestro computador, y eso afectará nuestra navegación, haciéndola más lenta.

c. Nivel de servicio de la conexión nacional

Como la interconexión de proveedores nacionales de Internet entre sí está muy poco desarrollada aún, también es importante considerar si requerimos intercambiar información con personas conectadas a través de otros proveedores nacionales, para saber si la existencia de un enlace nacional puede mejorar la calidad del servicio.

Veamos un ejemplo concreto. Supongamos que usted quiere aprovechar su conexión a Internet para realizar los trámites bancarios cotidianos con su banco, que también está conectado a Internet a través de un proveedor. Si ambos proveedores, el del banco y el que usted elija, no están conectados entre sí, toda la información que usted intercambie con su banco a través de Internet, pasará por EE.UU., lo que tomará más tiempo. En cambio, si ambos proveedores están conectados, o mejor aún, si usted elige el mismo proveedor que su banco, la comunicación será mucho más rápida.

Seguramente las interconexiones entre proveedores nacionales irán aumentando cada vez más, pero es importante considerar este aspecto al momento de seleccionar con quién contrataremos nuestra conexión a Internet.

 

 

2.2.2 Disponibilidad de la información

Además de la velocidad de transmisión de la información, también es importante tener acceso a ella cuando se la requiera. Para ello, es necesario que el «camino» esté habilitado, es decir, que todos los enlaces, equipos de red y servidores por los cuales pasa la información hasta llegar a nosotros, estén funcionando correctamente.

Muchas de las partes de este «camino» no son controlables por el usuario ni por el proveedor en Chile. Por ejemplo, un corte de luz en EE.UU. afectará nuestra conexión a Internet, sin que el proveedor nacional pueda evitarlo.

Lo que sí es importante evaluar es si el «camino» está disponible en las partes que el proveedor sí controla, o si existen grandes períodos de tiempo en que «algo falla» y no podemos conectarnos.

a. Nivel de servicio de las llamadas

Esto se refiere al numero de líneas disponibles por usuario o a la probabilidad de encontrar una línea ocupada al «llamar por módem» al proveedor. El ideal es, por supuesto, una línea por cada usuario suscrito con el proveedor, pero eso no lo ofrece nadie, ya que es económicamente inviable.

Mientras más líneas disponga el proveedor, mejor será el servicio. En los años iniciales de Internet era razonable que hubieran 15 usuarios por línea, pero hoy el uso ha aumentado y una buena medida es del orden de 10 usuarios por línea.

Otra forma de medir el nivel de servicio que se obtiene, es el porcentaje de llamadas en que la línea suena ocupada y hay que reintentar. Para una calidad de servicio aceptable, este porcentaje no debe ser mayor al 10%.

b. Nivel de servicio de la conexión internacional

Este parámetro se refiere a la disponibilidad del enlace internacional, es decir, a cuánto tiempo el proveedor está efectivamente conectado internacionalmente a Internet. Se puede medir como el porcentaje del tiempo en que el canal está funcionando.

El porcentaje de disponibilidad del canal debe ser superior al 99%, ya que un 1% de tiempo con el canal cortado equivale a siete horas al mes, situación altamente inconveniente para obtener una buena calidad de servicio.

Cuando el canal internacional se corta, todas las transmisiones se interrumpen y quedamos «limitados» a una Internet nacional, que por ahora está muy poco desarrollada.

   

 

2.2.3 Atención al cliente

Un tema muy importante es evaluar el soporte técnico que entregan los proveedores, tanto para la instalación de la conexión, como para las necesidades de apoyo que surjan con posterioridad.

Respecto de la instalación, se debe evaluar la calidad de los programas (o aplicaciones) computacionales entregados por el proveedor. También hay que considerar si este entrega un

«kit» de auto instalación o si ofrece que un técnico concurra al lugar de la conexión y realice la instalación personalmente, configure el módem e incluso instale la extensión telefónica hasta el sitio donde está el computador. Algunos proveedores ofrecen esto gratis, como parte de la contratación del servicio, y otros cobran adicionalmente por ello.

En general, los proveedores ofrecen un sistema de soporte «a distancia» sin costo adicional, ya sea por teléfono o por Internet, para resolver verbalmente las consultas del usuario. También suelen disponer de un equipo de soporte «en sitio», que puede ir al lugar donde se le requiera, por un precio preestablecido.

En la selección del proveedor se debe evaluar que el horario del soporte telefónico se acomode al horario de uso del servicio y que la tarifa por el soporte en sitio sea la menor posible.

Otro aspecto importante es la modalidad de cobro por el servicio, que además del valor mismo, debe ser evaluada según el tiempo mínimo de contrato que se exige (que en algunos casos puede ser excesivo) y las facilidades de pago, entre otras cosas.

En general, una buena opción que ofrecen algunos proveedores, es una conexión gratis durante uno o dos meses. Esto les permite a ellos promocionar sus servicios, y al usuario le da la posibilidad de evaluar la calidad de estos, para así poder contratar un servicio pagado con mayor conocimiento.

 

 

2.2.4 Servicios ofrecidos

Un punto a favor de la selección de un proveedor es que ofrezca la mejor calidad posible en los servicios que dan valor agregado a la conexión.

En primer lugar, están los servicios de Internet más utilizados, y que todo proveedor ofrece:

Es importante saber que algunos proveedores ofrecen planes muy baratos solo con el servicio de correo electrónico, que son útiles para empresas pequeñas que no requieren más que comunicarse con sus clientes, por ejemplo.

En el caso del correo, un dato importante es la cantidad de «direcciones electrónicas» que se entregan. Normalmente es una, pero por un precio adicional se pueden obtener más, en caso de que la conexión vaya a ser usada por más de una persona y quieran tener direcciones distintas.

En el caso de los newsgroups, de los cuales existen decenas de miles en el mundo, es importante saber a cuántos y a cuáles brinda acceso el proveedor. Por ejemplo, si es posible acceder a aquellos en español.

En segundo lugar, existen otros servicios adicionales que varían de proveedor en proveedor, como el webhosting, que permite publicar una página Web personal en un computador del proveedor, y que puede ser vista por cualquier persona a través de Internet.

En general, mientras más servicios se ofrezcan, mejor, aunque también es importante evaluar la calidad con que son ofrecidos estos servicios. A medida que los vayamos conociendo durante el curso, usted podrá identificar qué aspectos evaluar para obtener el mejor servicio posible de acuerdo a sus necesidades.

 

 

2.3 Programas computacionales más utilizados para acceder a los servicios de Internet

Como vimos, Internet actúa en un esquema de cliente - servidor, esto quiere decir que la persona que está tras el computador actúa como un «cliente» que solicita un servicio al «servidor».

Para solicitar estos servicios y poder visualizar los resultados de estas solicitudes, se requieren programas computacionales o software especializados en cada servicio.

Los programas clientes, además de ser específicos para cada servicio de Internet, deben ser seleccionados según el sistema operativo que utilice nuestro computador, y en algunos casos, según la versión o «modelo» que mejor nos acomode. Mientras más moderno es el programa cliente, mayores son las prestaciones que ofrece, pero requiere también de un computador más poderoso.

A continuación, en la tabla 2.1 se presenta una lista de los software cliente más utilizados para los distintos servicios de Internet que conocimos en el capítulo anterior, según el sistema operativo de que se trate.

 

Servicio

Programas para Windows (98, 95 y 3.1)

Programas para MacOS (Macintosh)

Web

Netscape Communicator y Netscape Navigator, Microsoft Internet Explorer, Opera.

Netscape Communicator y Netscape Navigator, Microsoft Internet Explorer.

E-mail

Eudora, Outlook Express, Netscape Communicator y Netscape Navigator.

Eudora, Outlook Express, Netscape Communicator y Netscape Navigator.

FTP

Ws-Ftp, CuteFtp.

Fetch.

Newsgroups

Agent, Outlook Express, Netscape Communicator y Netscape Navigator.

NewsWatcher, Outlook Express, Netscape Communicator y Netscape Navigator.

Chat

CU-SeeMe, NetMeeting, mIRC.

CU-SeeMe, NetMeeting, Ircle.

Tabla 2.1. Software cliente más comunes para utilizar los servicios de Internet

Si bien los programas clientes son específicos para cada servicio, existen dos programas desarrollados inicialmente para el Web, que también permiten acceder a muchos otros servicios de Internet. Ellos son Microsoft Internet Explorer y Netscape Communicator (o Navigator).

Cuando se habilita una conexión a Internet, el proveedor instala los programas clientes requeridos en el computador del usuario, o entrega un «kit» de autoinstalación. Sin embargo, cada cierto tiempo es conveniente actualizar sus versiones, para acceder a mejores prestaciones, que vienen en cada nuevo «modelo» o «versión» del programa cliente.

La misma Internet ofrece lugares desde donde copiar los programas clientes. A esta acción de copiar un programa o archivo computacional desde Internet a nuestro computador, se le conoce con la expresión «bajar un archivo» o «descargar un programa».

Un lugar muy popular de donde obtener software para Internet es TUCOWS, un archivo de miles de programas computacionales para distintos fines; está muy bien organizado y entrega información detallada de cada uno. Estos programas son freeware y shareware, por lo que no es necesario pagar para poder «bajarlos».

Otra gran ventaja de TUCOWS es que no está en un solo lugar (aunque se originó en EE.UU.), sino que tiene muchas copias alrededor del mundo mirror , lo que acorta el tiempo de copia de los archivos (o documentos) de una manera bastante notable. Un mirror nos evita tener que pasar por la conexión internacional para llegar a un archivo, ya que tenemos una copia idéntica en un computador «más cercano», por ejemplo, en nuestro mismo proveedor. En Chile existen varios mirror de TUCOWS. Desde cualquiera de ellos se puede obtener una copia de la última versión de su programa cliente favorito y «bajarla» a su computador.

 

 

Resumen

Para conectarse a Internet desde el hogar o una institución pequeña, la mejor opción es una conexión conmutada a través de la línea de teléfono.
Este tipo de conexión requiere, además del computador, un módem y un contrato con un proveedor de servicio Internet (ISP).
La selección del proveedor debe considerar distintos aspectos según el uso que se le vaya a dar a la conexión.
Finalmente, con la conexión habilitada, es importante tener los programas computacionales necesarios para usar los servicios de Internet, los que normalmente son aportados por el proveedor al instalar la conexión.

  REGRESAR A PÁGINA PRINCIPAL

Hosted by www.Geocities.ws
GridHoster Web Hosting
1