Citas Bíblicas

TESOROS EN EL CIELO

Artículos Relacionados
-El diezmo en la actualidad es una estafa
-Los pobres dan más que los ricos (Lc: 21:1-4)
-El diezmo: Análisis de Malaquías 3:6-12
-Contrastes entre la ley y la gracia: ¿es usted cristiano, o fariseo?

Hay algunas “religiones” en el mundo que enseñan a sus discípulos a tener tesoros en el cielo haciéndoles creer que estos tesoros son “almas que cada persona lleva al Señor”.
Pero lo cierto es que no existe ninguna base bíblica que apoye esta enseñanza. Para saber exactamente como hacer tesoros en el cielo necesitamos conocer la verdad acerca de esto;
Y la única manera de acceder a la verdad es pidiendo a Dios que nos guíe por medio de su Espíritu (jn16:13) Para ello (entre otras cosas) Dios nos dio su Espíritu; para que escudriñemos (Hch 17:11) para que nos aseguremos y tengamos la certeza (por nosotros mismos comprobada) de que aquello que se nos enseña es realmente la verdad, es decir que el Señor no se va a enojar si nosotros escudriñamos en su Palabra para conocer esa verdad. Pablo le dice a Timoteo
“Persiste en lo que has aprendido y te persuadiste” (2Ti 3:14)
No dice:”te persuadí”o “te persuadieron”, sino “te persuadiste” y ¿cómo se persuadió?, es decir ¿cómo se aseguró de que lo que había aprendido era la verdad? El versículo 15 ( del mismo libro) dice que por medio de las Sagradas Escrituras

Estoy seguro que hay gente que considera un sacrilegio dudar de lo que se le enseña, sin embargo, es un grave error no hacerlo. Por nosotros y por el bien de la iglesia debemos escudriñar y comprobar la veracidad de aquello en lo que somos instruidos; pecaríamos de negligentes si no lo hiciéramos. Porque: ¿Qué valor podría tener el hacer algo o creer en algo que uno supone que es la verdad sin haberlo comprobado?

Cada denominación que se considera así misma como cristiana, dice tener cierta particularidad que la distingue de otras denominaciones. Este sello distintivo-dicen-es: “La autoridad bíblica” Esto quiere decir que creen y hacen lo que la Biblia enseña.
Ahora bien:
¿Es verdad que creemos lo que la Biblia dice? ¿O sólo estamos creyendo algo que se nos enseñó sin haberlo analizado?
Veamos: Para comprobar si es verdad que creemos lo que la Biblia afirma, analicemos los puntos que hemos puesto en consideración comparándolos con la Biblia. (Usemos bien la palabra de verdad para que no tengamos de qué avergonzarnos. 2Ti 2:15)
Nosotros decimos que Mateo 6:19 habla de las “inversiones de un creyente que cumple la voluntad de Dios”y “eso viene dado según la obra (o trabajo) que el creyente dedica en su ministerio” “No necesariamente tiene que ver con el dinero”
Ahora bien: ¿Es eso lo que dice el Señor en Mateo 6:19? ¿O sólo estamos suponiendo que lo dice?
Para salir de esta incógnita, lógicamente, recurrimos a la Biblia, la cual es útil no sólo para enseñar e instruir en justicia, sino “para redargüir y corregir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”

En los libros de: Mateo. Marcos y Lucas se relata “la historia del joven rico” en la cual el Señor habla del tesoro en el cielo.

Mateo 19:21
“Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo, y ven y sígueme.”

Marcos 10:21
“Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz.”

Lucas 18:22
"Jesús, oyendo esto, le dijo: Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme.”

Como puede verse en estos pasajes que hablan directamente de los tesoros en los cielos, el Señor habla de dar. Y no precisamente a él, o al templo, o a su obra, sino a los pobres, cualquiera sean estos, creyentes o no.
Y ¿Qué es lo que (según las palabras del Señor) debemos dar a esos pobres?
Los versículos citados dicen, que aquello que debemos dar a los pobres, es el dinero de la venta de nuestras posesiones
¿Para qué debemos hacer eso? Para tener tesoro en el cielo.
Ahora bien: ¿Dicen estos pasajes que esos pobres van a ir al cielo? No ¿Cambia en algo el valor de mi tesoro, el hecho de que tal vez estos pobres, a quienes doy limosna, no vayan al cielo? NO. DEFINITIVAMENTE: NO.
El Señor, en estos pasajes, no toca el tema de la salvación. Ni siquiera de la salvación del que da. Menos aún de los que reciben.
Para comprobar si la conclusión a la que hemos llegado, partiendo de Mateo 6:19, es la correcta, vamos a buscar un pasaje paralelo:

Lucas 12:33
Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla destruye"

El tesoro en el cielo, consiste entonces, en dar limosna. ¿A quienes? A los pobres. Esa es la voluntad de Dios.
El libro de Gálatas confirma esto:
Cuando Pablo fue a Jerusalén, para confirmar con los otros apóstoles, que lo que él estaba predicando era conforme a la verdad (Ga2:1-2) Dice que nada nuevo le comunicaron (vs 6) “solamente nos pidieron que nos acordásemos de los pobres...” (Ga 5:10)
¿Hay algo más que una persona pueda hacer para tener tesoros en el cielo?
En el caso de que lo haya. ¿Lo podemos probar bíblicamente? Si no lo podemos probar por medio de La Escritura ¿Es justo que lo creamos, y que lo enseñemos como una verdad, sabiendo el riesgo que corremos de estarle agregando a La Escritura? (Ap:22:18)

Ante cualquier duda, comentario o desacuerdo, sírvase enviarnos un correo a citasbiblicas@yahoo.com.ar. No olvide citar los versículos en los cuales basa sus argumentos.

Hosted by www.Geocities.ws
GridHoster Web Hosting
1