Santa Luisa de Marillac
Inicio     Historia     Servicios     Noticias     Personal     Ayudar     Regala una Luz     Santa Luisa     Hijas de la Caridad     Agencias Auspiciadoras
Nació en agosto de 1591.
Su fiesta se celebra el 15 de marzo.
Fundadora, con San Vicente de Paúl, de las Hijas de la Caridad.
"¡Te adoro, oh mi Dios! ... y por el amor que te debo, me abandono enteramente a las disposiciones de tu santa Voluntad".  
Santa Luisa
Datos Biográficos:
Nació el 12 de agosto de 1591.
Murió el 15 de marzo de 1660.
Fue canonizada el 11 de marzo de 1934.
Su Santidad el Papa Juan XXIII la proclamó
Patrona de las obras de Justicia Social el 15 de marzo de 1960.
Joven de fe y de grandes aspiraciones:
Luisa fue una joven de gran sensibilidad, marcada por experiencias profundas, y aun dolorosas, desde su nacimiento mismo.
Fue educada como pensionista, primero en un majestuoso convento y luego en una modesta pension de barrio.
No conoció a su madre.
En sus años de formación aprovechó al máximo para cultivar sus talentos artísticos y sus cualidades de exquisita femeneidad: pintura, composición, labores, quehaceres del hogar...
Es una muchacha que se siente fuertemente atraida por las cosas de Dios.  Su familia, de noble estirpe, es también gente de fe y caridad.
Inclinada hacia la entrega total en la vida religiosa, no puede realizar sus aspiraciones a causa de su débil salud, pero sabe descubrir, a través de la oración y de la consulta con su Confesor, que Dios tiene otros designios sobre ella.
Esposa y madre ejemplar:
Luisa llegó al matrimonio convencida de que ese era el camino que Dios queria para ella.  Ya al ano de casada experimenta el gozo de tener su ansiado retono, el pequeno Miguel Antonio, que lleno de alegria el hogar.
Aqui en su hogar, Luisa despliega el maravilloso abanico de sus cualidades femeninas:
     -Ternura y capacidad de sacrificio.  Ama tiernamente a su hijo, y cuida con exquisita delicadeza a su esposo, que no tiene buena salud.
     - Paciencia y bondad.  Sabe echar a buena parte las salidad de caracter de su esposo, y mantener la calma ante su hijo, inquieto por temperamento.
     - Responsabilidad y busqueda.  Se preocupa por la buena educacion de su hijo; consulta, busca, lucha.
     - Caridad.  Dedica tiempo para visitar y atender a los Pobres, socorriendolos en sus mismas casas cuando el quehacer de su hogar se lo permite.
Alma probada en el dolor e iluminada por la luz de lo alto
En medio de sus compromisos en el hogar, en el ambito social y con los Pobres, Luisa no olvida aquella fuerte aspiracion que tuvo, en su juventud, de entregarse del todo a Dios.

Esto le trajo, al correr del tiempo, una epoca de crisis espiritual y de temores.  Esta crisis se desato con ocasion de una grave enfermedad de su esposo, y por conflictos en la vida de su hijo.  Creia que todo esto le sucedia como un castigo de Dios por no haberse hecho religiosa.  Fue una epoca dificil para Luisa, una tremenda noche oscura.

Mujer de fe, mujer de busqueda, supo nuevamente encontrar en la oracion y en la consulta con su confesor, la correcta interpretacion de los sufrimientos que la afligian.

El mismo Espiritu Santo se dejo sentir sobre ella de manera especial, como lo hizo un dia sobre los apostoles, llenandolos de su fortaleza y de su Luz.  Fue para ella una experiencia de total liberacion que la llevo a asumir con animo renovado las realidades de su diario quehacer en el hogar y en la asistencia a los Pobres.
Mujer llena de dinamismo y creatividad
Luisa quedo viuda a los treinta y cuatro años.

Sin descuidar la debida atencion a su hijo, busca el darse con mas entereza al socorro de las necesidades de los Pobres.

El contacto con Vicente de Paul, el Padre de los Pobres, le lleva a descubrir nuevos horizontes de caridad y de servicio.

Su vida se abre del todo a la accion caritativa y social actuando como:
     * incansable servidora de los Pobres
     * visitadora experimentada de las Cofradias de la Caridad
     * fundadora, con San Vicente, de la Compania de las Hijas de la Caridad
     * formadora de catequistas y enfermeras
     * madre de ninos abandonados
Los hombres santos no mueren,
se quedan presentes en sus obras
y en aquellos que siguen su espiritu.
Asi sucede con Luisa de Marillac:
su nombre y su inspiracion estan presentes
en cada una de las acciones que se realizan
a traves de la Compania de las hijas de la Caridad.
Oracion a Santa Luisa de Marillac

¡Oh gloriosa Santa Luisa de Marillac!
esposa fiel, madre modelo,
formadora de catequistas, maestras y enfermeras.
Ven en nuestra ayuda y alcanza del Senor:
socorro a los Pobres,
alivio a los enfermos,
proteccion a los desamparados,
caridad a los ricos, conversion a los pecadores,
vitalidad a nuestra Iglesia
y paz a nuestro pueblo.
Cuida nuestro hogar
y cuanto hay en él.
Que sea un camino recto
que nos conduzca a nuestra casa del cielo,
y que tu bendicion descienda todos los días
sobre cada uno de losque en el vivimos.
Bendito seas, buen Dios,
porque sembraste el amor en Santa Luisa
para ejemplo nuestro
e imitacion de Jesús,
Camino, Verdad y Vida.
Amen
Centro Santa Luisa, Inc.       RR #6 Box 9492 San Juan, P.R. 00926       Tel. (787) 720-2764       Fax (787) 731-7795       e-mail: [email protected]
Hosted by www.Geocities.ws

1