ALACRANES PELIGROSOS

 

Centruroides

Aún cuando todas las especies de alacranes son venenosas, en la mayoría de ellas el veneno es de potencia muy baja. En mi país (México), únicamente los alacranes del género Centruroides poseen veneno neurotóxioco peligroso para el hombre; al inocularlo en adultos y principalmente en niños, provoca reacciones severas e incluso la muerte.

 

Centruroides noxius

Centruroides infamatus

 

Centruroides elegans

 

En México han sido registradas 221 especies de alacranes pertenecientes a varios géneros, de las cuales sólo 7 poseen veneno mortal al hombre. En el estado de Jalisco habitan cuatro especies con veneno mortal: Centruroides noxius en los límites con Nayarit, Centruroides elegans en la vertiente del Pacífico, Centruroides limpidus tecomanus en la costa sur limítrofe con Colima y Centruroides infamatus infamatus en toda la zona centro del estado. Las cuatro especies presentan esternón triangular. Sus venenos son neurotóxicos y se contrarrestan con el suero polivalente antialacrán que se produce en los Laboratorios Bioclón y en los de la Secretaría de Salud. Estas especies anualmente producen varias muertes, principalmente en niños.

La ocurrencia de personas picadas por alacranes y el problema de salud pública que implica, es conocido por los médicos como "alacranismo". Debido a la cantidad de especies peligrosas y abundancia de ejemplares de alacranes en el país, México es el país con el mayor índice de alacranismo a nivel mundial. Según datos del IMSS de 1990 a 1995, se registraron 327,006 casos de picadura de alacrán tan solo en unidades médicas de esta institución. De los casos anteriores un promedio de 7,799 se presentan anualmente en Jalisco, lo que coloca al estado de Jalisco en segundo lugar de alacranismo en la república, antecedido únicamente por Morelos con un promedio de 17,820 casos al año.


Tityus discrepans

 

Tityus discrepens es, hasta ahora, la especie que, según las estadísticas, produce el mayor número de accidentes graves de escorpionismo (95%). Su distribución en Venezuela comprende la zona entre el parque Henry Pittier y San Juan de los Morros por el Oeste y el Cabo Codera y Altagracia de Orituco por el Este, incluyendo el Área Metropolitana de Caracas. Por su parte, el Tityus isabelcecillee ha sido colectado hasta ahora, en la Urbanización El Junko. Hay que tener en cuenta que en el interior de Venezuela no se ha llevado un registro feaciente de los casos de escorpionismo, por lo tanto hay que tomar las estadísticas con precaución.
 

Es importante hacer saber a la población que vive en las áreas urbanas, que nosotros hemos "invadido" el habitat natural de los escorpiones y que incluso después de deforestar y hacer terrazas para la construcción de viviendas, los escorpiones regresan nuevamente a ellos. Por ello es muy posible encontrarlos en jardines y muros, bajo objetos abandonados como tejas o ladrillos, cartones, hojas secas o bien dentro de las casas, en donde se ubican en cualquier lugar, aunque con preferencia en las cocinas, baños y closets. En las primeras, porque hay alimentos, como las cucarachas y en los otros porque hay humedad.

 

  Entre algunas de las características de esta especie que permiten su diferenciación tenemos: una longitud que oscila entre 3 y 10 centímetros, una coloración similar a cuero curtido que va desde el amarillo parduzco, con manchas menos intensas, hasta el negro. Los últimos segmentos que componen su cola, junto con el telson (donde se encuentra el aguijón) siempre son de color negro.

 

 

 

> Página Principal <


 


 

Bannerlandia