La mayor crisis de la historia de Boeing sigue dando  que hablar. Con dos accidentes en menos de cinco meses se encendieron todas las alarmas y medio año después tenemos cientos de Boeing 737 MAX en tierra. También tenemos a las aerolíneas ingeniándoselas para seguir operando sin parte de su flota. ¿Una de las soluciones? Recurrir a alquilar desesperadamente aviones de otras aerolíneas con menos rutas. Es el caso de Nolinor Aviation, que con sus aviones Boeing 737-200 de más de 30 años de antigüedad ahora está operando rutas comerciales.

 

B737-2BG6C s/n 23050, año 1983.

 

Ante semejante caos las aerolíneas no tienen más remedio que rebuscárselas sin los Boeing 737 MAX que tienen comprados. Simplemente no pueden ser utilizados, por lo que deben recurrir a otros aviones para seguir operando sus rutas y cancelar la menor cantidad de vuelos. Una de las soluciones que han encontrado es alquilar aviones de aerolíneas que no tienen tantos vuelos. Los modelos más solicitados son los Boeing 737-800, aunque también otras variantes como los 737-600, 737-700 y 737-900, pero sin duda el caso más singular de todos es el de los Boeing 737-200, un avión que comenzó a fabricarse nada más y nada menos que hace 54 años. Es un modelo muy escaso en la actualidad, según un censo realizado a las aerolíneas en verano de 2018, tan sólo quedan 38 unidades en todo el mundo que siguen realizando vuelos. De esas 38 unidades, 10 son propiedad de Nolinor Aviation, una aerolínea canadiense. Los utilizan porque este avión en particular cuenta con un "kit de grava" que desvía la grava en las pistas de aterrizaje, es por lo tanto ideal para operar en aeropuertos con pistas de aterrizaje sin pavimentar. Dado que Nolinor Aviation opera por zonas de Canadá más aisladas y sin pistas en condiciones, utilizan estos aviones.

 

B737-2S3 s/n 21774, año 1979. Rutaca Airlines, Venezuela.

 

Pero claro,  ahora Nolinor está comenzando a recibir pedidos de aerolíneas importantes para opera con pasajeros en otras rutas más transitadas y con pistas de aterrizaje que no tienen que lidiar con la grava. El avión, que dejó de fabricarse en 1988, está volviendo a hacer rutas comerciales con tal de no provocar mayores daños económicos a las aerolíneas. Eso sí, a pesar de que tienen más de 30 años, los aviones siguen siendo seguros y reciben constantes revisiones y mantenimiento. En los últimos meses Nolinor Aviation ha alquilado sus aviones y pilotos a aerolíneas como Sunwing, que tiene cuatro 737 MAX en tierra y necesita cualquier cosa con tal de reponerlos.

Comprar aviones usados, realizar colaboraciones con otras aerolíneas, buscas indemnizaciones... Las aerolíneas están haciendo todo lo posible para hacer frente a la crisis de Boeing. Cubrir las rutas y cumplir con los horarios y calendarios sin parte de la flota de aviones es complicado y sobre todo tienen un gasto económico extra e importante para las compañías. Pero con más de 500 Boeing 737 MAX en tierra no hay muchas otras opciones.

 

texto resumido de: https://www.xataka.com/vehiculos/