CORRIENTE ALTERNA


1.0.- INTRODUCCIÓN.

La corriente alterna se muestra algo más compleja a la hora de lidiar con nuestros protagonistas. Vamos a estudiar en profundidad el comportamiento de los componentes denominados pasivos cuando actúan en circuitos alimentados con corriente alterna.

La corriente alterna, tal y como se ha visto anteriormente, es aquella que varía su polaridad de forma regular. No debemos confundir la corriente alterna con la corriente pulsatoria. Esta última puede responder a una forma ciertamente no muy constante pero queda claro que no varía su polaridad de forma alterna.

El componente más pasivo de los que hemos visto hasta ahora es, sin lugar a dudas, la resistencia que, sin embargo, no va a ser el componente estrella de este apartado ya que las variaciones de polaridad no influyen demasiado en el comportamiento electrónico de la misma.

Antes de continuar, no podemos hablar de efectos de resistencia, inductancia y capacidad puros, sino más bien de efectos simultáneos. A la hora de enfrentarnos a la corriente alterna tenemos que empezar a considerar seriamente que una bobina no es solo una inductancia sino que también posee cierta cantidad de resistencia óhmica. Por esta razón, y a partir de ahora, cuando veamos una L en un circuito debemos pensar que estamos ante un componentes que en realidad debe representarse como L+R.

El mismo criterio rige para los condensadores. Cada vez que tengamos un condensador delante debemos acostumbrarnos a ver un C+R.

Para circuitos de corriente alterna, a la resistencia que ofrece un condensador al paso de la corriente eléctrica se le denomina reactancia capacitiva, mientras que a la resistencia que ofrece una bobina a la CA se le denomina reactancia inductiva. Su representación es, respectivamente, XC y XL.


Hosted by www.Geocities.ws
GridHoster Web Hosting
1