No leer detenidamente el enunciado, lo que nos lleva a veces a trastocar valores numércios del enunciado.

Dejar resultados absurdos sin indicar nada, lo que implicará un descuento en la puntuación del ejercicio. Si sale un resultado de este tipo hay que indicar lo disparato que es.

Realizar operaciones matemáticas mal, lo que pueden conducir a resultados absurdos. Es fundamental dejar en escritas las operaciones matemáticas realizadas, pues de esa manera el profesor se dará cuenta si hay un error, que es matemático y no uno específico de la materia.

Dejar en blanco algún apartado. Es mejor indicar como procederíamos a realizar toerícamente el apartado aunque no sepamos hacerlo y tomar un dato generíco para otro apartado si es necesario.

Limitarse a poner números en los ejercicios, sin indicar el procedimiento de resolución del ejercicio.

Ser desordenado y poco limpio en la presentación. Es mejor realizar el ejercicio en pápel aparte y luego pasarlo a límpio.

Cometer faltas de ortografía. Cuando se dude de como se escribe una palabra, buscar otra de similar contexto.

Distribuir inadecuadamente el tiempo disponible. Si nos atascamos en un ejercicio es mejor psara la siguiente.

 

Hosted by www.Geocities.ws

1