Luis M. Farías


  "Ser locutor es la difícil facilidad de leer como si no se leyese."

Pequeña frase acuñada por don Luis Farías que define toda una profesión.
Los locutores de los inicios de la radio en México dejaron huella, unas más profundas que otras,
como es el caso de este hombre excepcional que puso todo su talento al servicio de su país,
destacando en las diversas áreas en las que incursionó a lo largo de su vida profesional. 

Sus primeros pasos lo llevaron al campo de la locución, donde solidificó una vocación de servicio
que posteriormente expande con éxito a la abogacía y, de manera preponderante, a la política.
A partir de Luis M. Farías, la palabra locutor adquiere una nueva dimensión, un pequeño significado.
 
El importante papel que desempeña en la vida pública de México, abrió una brecha que posteriormente
siguieron otros locutores mexicanos.

Luis M. Farías nace el 7 de junio de 1920 en Monterrey, Nuevo León. Su escolaridad básica la
realiza en Monterrey, en Torreón y en Texas; ya en la capital de la República, lleva a cabo sus
estudios medios y superiores empezando a desarrollar su capacidad de líder como presidente de la
generación 1941 de alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de México, y presidente de la
Federación Nacional de Estudiantes Universitarios.
Cursa la licenciatura en Derecho en la Escuela Nacional de Jurisprudencia, de la Universidad Nacional Autónoma de México,
graduándose en 1947 y obteniendo mención especial por su tesis: Reformas constitucionales en materia de amparo.

Su vida se ha desarrollado de manera simultánea en los campos de la comunicación como locutor;
comenzó a la temprana edad de 17 años en la estación XEBZ, de la Ciudad de México, incorporándose
posteriormente a Radio Universidad y a la XEW. 
En ésta última, fiel a su temperamento, se desempeña asimismo como Secretario de Trabajo y 
Conflictos en el Sindicato de Trabajadores y Empleados de 1943 a 1945, y Secretario General del
mismo por seis períodos, de 1945 a 1956.
En el ámbito de la locución deja una huella trascendente formando parte del grupo fundador de la
Asociación Nacional de Locutores de México de la cual es el primer presidente, continuando en el 
cargo por tres períodos más, de 1951 a 1955. De igual manera, es fundador y primer presidente de la Asociación Interamericana de Locutores de América, permaneciendo en dicho cargo por dos períodos, de 1952 a 1955.
Inquieto, se va a Estados Unidos donde realiza doblajes al lado de voces de la talla de
Víctor Alcocer y Guillermo Portillo Acosta. 


Locutor muy reconocido por su cultura e inteligencia; se incorpore a la entonces naciente 
televisión, en 1952, como locutor fundador del Canal Dos de Televisión, del cual es comentarista 
hasta 1958.

El reconocimiento de su capacidad y su visión de un México mejor, lo llevan a presidir el Consejo
Nacional de Radio y Televisión de 1960 a 1964, llegando a ser director general del diario
El Nacional de la ciudad de México, de 1977 a 1979.
Conjuntando sus inquietudes políticas, es elegido diputado federal en la XLIII Legislatura,
de 1955 a 1958, sobresaliendo en las comisiones de Bellas Artes, de Estudios Legislativos, y de Radio y  Televisión.
En 1970 es senador de la República, y más tarde, de 1971 a 1973, ocupa el cargo de gobernador
sustituto de su estado natal. De 1986 a 1988 regresa a su estado, donde se desempeña como
Presidente Municipal de Monterrey, Nuevo León.

Don Luis M. Farías es un mexicano ilustre, que a través del quehacer de toda una vida,
le ha dado relevancia al papel del locutor en la vida pública de su país.
Autor erudito de muchos artículos libros; gran conferencista, galardonado en varias ocasiones y
países; compendia su vida profesional en el ámbito político del año de 1992 al publicar el libro

Así lo recuerdo, narración testimonial de la práctica política en México durante el último medio siglo.
Relato ameno lleno de interesantes anécdotas que le dan un amplio sentido humano aun tema árido per se.

Don Luis se casó en 1947, y de la mano de su esposa María Emilia Mackey, hereda sus valores
humanos e intelectuales a sus 9 hijos. Hedonista natural, ha tomado mucho de la vida y también
mucho le ha dado, siempre con tiempo suficiente para disfrutar de su familia y sus amigos,
de fiestas y de viajes.
Haz click aqui para regresar

escucha su voz


1
Hosted by www.Geocities.ws
GridHoster Web Hosting