Contexto histórico, social y cultural

Tendencias literarias

El Realismo

Benito Pérez Galdós

Otros escritores realistas

Descargas

Tema 2. El Realismo: la innovación narrativa en la segunda mitad del siglo XIX. Benito Pérez Galdós

Contexto histórico, social y cultural

Durante el siglo XIX, España vive uno de los períodos más agitados de su historia: enormes tensiones políticas entre conservadores, que luchan por mantener sus privilegios, y liberales y progresistas, que desean abolirlos; pérdida de las colonias de ultramar; varias guerras civiles; infinitas vicisitudes en la jefatura del Estado; etc. El siglo se abre con la Guerra de la Independencia y termina con el desastre del 98 (guerra contra EE. UU. y pérdida de Cuba y Filipinas). Tras la Guerra de la Independencia ocupa el trono español Fernando VII, el Deseado (1814-1833). Pocos reinados habrán sido tan catastróficos para nuestro país como el de este monarca: deroga la Constitución de Cádiz e impone un rígido absolutismo, pierde la casi totalidad de los territorios americanos, cierra las universidades, la censura y la persecución obligan a irse al exilio a lo más granado de nuestros intelectuales, sume a la sociedad española en el atraso y el inmovilismo y, para rematar la faena, sus dudas sucesorias provocan tras su muerte una serie de guerras civiles (Guerras Carlistas) que ensangrentarán el país durante casi cincuenta años e impedirán todo progreso. Tras su muerte, llega al trono su hija Isabel II (1833-1868), derrocada por la revolución de 1868. Después de la Regencia de Serrano (1869-1870), el brevísimo reinado de Amadeo de Saboya (1871-1873) y el insatisfactorio paréntesis de la Primera República (1873-1874), se restaura la monarquía borbónica en la persona de Alfonso XII (1875-1885), hijo de Isabel II. Muerto el rey, su esposa María Cristina asume la regencia hasta 1902, año en que empieza a reinar su hijo Alfonso XIII, abuelo de Don Juan Carlos.

En el diecinueve, España aún se siente primera potencia y se muestra reacia a incorporarse al tren de la modernidad. La guerra de 1898 vendrá a sacarla de su trágica inconsciencia. Poco a poco, desaparecen los estamentos (nobleza, clero y estado llano) en favor de una sociedad de clases (burguesía y proletariado). El esfuerzo industrial es notable; aunque inmensamente inferior al que realizan los principales países europeos. Las condiciones de los trabajadores son lamentables. Aparecen los primeros movimientos obreros: anarquismo y socialismo. Surgen los primeros nacionalismos en Cataluña y País Vasco. La población aumenta: el censo de 1855 arroja un total de quince millones de habitantes, que pasa a diecinueve en 1911. El 65% de esta población vive en el campo y su nivel cultural es ínfimo. La ley Moyano (1857) impone la escolaridad obligatoria entre los seis y los nueve años. Aun así, en 1877, tres de cada cuatro españoles son analfabetos. Empiezan a circular los primeros trenes, aparecen los primeros sellos de correos, queda instalado el telégrafo y, en 1852, se ensaya el alumbrado eléctrico en Barcelona. La Inquisición queda abolida definitivamente en 1834.

Hosted by www.Geocities.ws
GridHoster Web Hosting
1