FREE HENDRIK Moebus

El Amor Puede con Todo

Recientemente he sido acusado de difundir "opiniones llenas de odio" en esta website. He revisado su contenido para encontrar los sitios donde mi "odio" podría haber sido vertido. Sin embargo, no encontrado ni un solo caso. Puedes hacerlo tú? Dímelo cuando lo encuentres!

Realmente los medios de comunicación son extremadamente liberales acerca del uso del termino "odio" con respecto al racialismo blanco y al Nacionalismo. Leemos acerca de "crímenes de odio" "expresión de odio" y "grupos de odio," ad nauseam. Se sugiere rápidamente que nosotros los racialistas blancos y los nacionalistas estamos mentalmente perturbados y emocionalmente desarreglados. Bien, deja que te diga: Yo no.

He conocido muy, muy pocos racialistas blancos y nacionalistas que se ajusten a la descripción que leemos en los medios de comunicación ? y estas pocas personas no eran genuinos nacionalistas blancos y nacionalistas ? eran lastimosas criaturas quienes tenían lavado el cerebro por los medios de comunicación que no tenían nada mejor que informar acerca de ellos.

Déjame contarte lo que me motiva a mí y a incontables otros: Es el amor. No lo confundas con el "Amor Libre" los slogans de la era Hippie de finales de los 60 y principio de los 70. El amor del que estoy hablando es acerca del amor que uno siente por sus más cercanos semejantes, su propia carne y su propia sangre pero extendido a la gran entidad de la nación y por ultimo a la raza. Es este amor lo que despierta nuestra preocupación por la situación de nuestro pueblo, su cultura y sus tradiciones, en los buenos y en los malos tiempos. Sin este amor, esta preocupación y solicitud, nunca habríamos logrado una duradera y resistente civilización. Yo no desperdicio ningún pensamiento o sentimiento en odiar a otras personas, su cultura, o sus tradiciones. Simplemente no me preocupo acerca de ellos, ni les atiendo ? en tanto ellos no amenacen el bienestar de mi gente. Si lo hacen, seguiré sin odiarles. Sólo intentaré, en lo que esté en mi mano, de acabar con este peligro, y puedo hacerlo sin verme envuelto emocionalmente con esta gente extraña.

No tienes que odiar a alguien para oponerte a él o para combatirle. Es un dicho popular, pero con todo falso mito que los "odiosos racistas blancos" quieren "exterminar al resto de las razas" porque no pueden soportar su apariencia, en particular su más oscuro color de piel. Esto es descaradamente falso como todo lo que los principales medios de comunicación dicen acerca de los racialistas blancos y nacionalistas. Créeme, yo no me preocuparía lo más mínimo si un judío tiene la nariz ganchuda o un negro tiene la piel de color marrón. Solo me preocupo acerca de lo que hacen a mi pueblo. Si alguien escribe propaganda nociva diseñada para lavar el cerebro a mi pueblo o se dedica a violar, robar o asaltar a mi pueblo, me preocupo.

Si quieres ver un impresionante ejemplo del amor del que estoy hablando entonces vete a ver el largometraje documental de Leni Riefenstahl Triunfo de la Voluntad ? del Congreso del NSDAP en Nuremberg en 1934. Yo sé que la línea oficial es que esta película es acerca de Adolf Hitler y su Tercer Reich. Vívidamente recuerdo las historias que he leído y oído acerca del "maníaco sediento de sangre Adolf Hitler y sus favoritos sádicos " quienes "hacían lamparas de piel humana" y "jabón de cuerpos humanos." Por ejemplo, recuerdo una historia acerca del Reichsführer, Heinrich Himmler. Esta historia dice que tenía una habitación en su ático completamente amueblada con muebles hechos de huesos humanos. Ah, maravillas de la imaginación humana!

Cualquiera que alimente esta propaganda quisiera ver en el Triunfo de la Voluntad un pandemónium de bestialidad, quizá alguna clase de Misa Negra o sacrificio humano, no te parece? Pero el Triunfo de la Voluntad no es nada de eso. Es un asombroso, conmovedor e impactante documental de la magnitud del amor dado y recibido por los alemanes y sus lideres nacionalsocialistas. Mentes maliciosas inmediatamente dirán: "Ha sido organizado! Hábil propaganda, una ilusión!" Utiliza tu mente, digo. Mira la película y luego decide por ti mismo si las personas que salen allí han sido embaucadas por dinero u obligadas por la fuerza a comportarse como ellos lo hacen en esta película de hace 67 años.

No, la gente en esta película, alemanes corrientes, estaban motivados por el amor, por la gratitud, y la reverencia a un líder que cumplió sus promesas y les devolvió la autoconfianza. Este amor no ha sido nunca sobrepasado. Este amor hizo que la vasta mayoría de alemanes permanecieran leales a Adolf Hitler hasta el amargo final e incluso después. Si viendo esta película tu ves a un demente, delirante, chorreante de espuma Adolf Hitler, revisa tu vídeo, tu TV o tu facultad de percepción.

Realmente piensas que la gente común amaría a un tirano que les coacciona por medio de la fuerza bruta y los mantiene bajo el terror? Si Adolf Hitler era el "tirano" que los principales medios de comunicación y los libros de texto quieren que pensemos que era, por qué no se levantaron los alemanes y le mataron? Stalin, quien verdaderamente era un tirano de la peor calaña, vivía con un constante temor a sus súbditos. Adolf Hitler amaba a sus súbditos.

"Pero qué hay acerca de los judíos, los eslavos, los negros - Hitler no los odiaba?," preguntarán algunos. No lo hizo. Oh, verdaderamente, Adolf Hitler detestaba a los judíos. Estaba horrorizado por lo que los judíos habían hecho a los no-judíos a través de la historia de la humanidad, y especialmente durante el siglo 20. Él quería romper el asidero de influencia judía sobre la sociedad alemana. Sin embargo, Adolf Hitler respetaba las habilidades y éxitos de los judíos. Estaba fascinado por los judíos y les estudió extensamente. Desde luego, cuanto más aprendía más quería salvar a su pueblo de ellos. Les consideraba como hábiles depredadores. Adolf Hitler no tenía en alta estima a los eslavos. Esto era consecuencia de sus experiencias en la multicultural decadencia de Austria-Hungría. Y ciertamente pensaba que los negros carecían de las destrezas y virtudes necesarias para mantener una civilización. Pero Adolf Hitler realmente les odiaba? No.

Compara Mein Kampf con el Talmud o el Viejo Testamento y verás cuanto odio contra los otros se encuentra en estos libros. Adolf Hitler era un hombre muy gentil y sensible, un alma amante y solicita. Todo lo que quería era el bienestar y mejora de su pueblo. Es "odio" querer proteger a tu pueblo de aquellos que desean destruirle? Mira a Adolf Hitler con otra luz, lee los libros del historiador británico, David Irving. El Hitler que presenta se atormentaba con cada decisión que implicara un baño de sangre, por ejemplo, el intento del putsch en Munich en 1923, o el aplastamiento de la insubordinación de sus jefes de la SA en 1934. Incluso durante la Segunda Guerra Mundial, Adolf Hitler nunca hubiera ampliado el conflicto si este hubiera podido ser evitado. Compara esto a como lo pintaban los historiadores enemigos de Hitler: un carnicero, un borracho, un belicista. Comparado con los otros lideres mundiales, Hitler es un dechado de amor y compasión.

Ahora, espero haber señalado el punto conductor detrás del racialismo blanco y el nacionalismo: Es el amor. Pero qué hay acerca del odio entonces? Si nosotros amamos tanto a los nuestros, no debería estar permitido odiar a tus ? nuestros ? enemigos? La respuesta a esta cuestión depende principalmente de lo que tú entiendas por odio. Yo entiendo que el odio es un lado de la misma moneda como es el amor. El amor y el odio son a menudo mostrados por lo mismo. El amor se puede transformar en odio y viceversa. Estro es lo que sucede en muchos matrimonios. Pero como dije antes, yo no tengo ninguna emoción por personas que no son mi gente. No les amo. Nunca lo he hecho y nunca lo haré. Mi amor es exclusivamente para aquellos con los cuales socialmente me relaciono, tanto a nivel familiar, nacional o racial. Así como odiaría a los judíos y a los no blancos?

Algunas veces estoy espantado y asqueado por lo que nos hacen y como se comportan entre nosotros. Mis observaciones son puramente racionales, desde luego y no están nubladas por emociones. Así, están las soluciones que vienen a la mente cuando pienso los modos de contrarrestar y combatir las cosas que percibo como amenazas al bienestar de los míos. Personas que toman un rifle y empiezan a disparar a judíos y no blancos al calor del momento son irracionales. No debemos hacer esto.

Odio a los enemigos de mi pueblo? No. Les deseo bien con tal de que ellos, por su parte, me dejen y dejen a mi gente en paz. No deseo hacer sufrir a los otros por lo que ellos son. Sin embargo, les haré responsables por lo que ellos hacen. Porque mejor créeme cuando digo que mi amor por mi gente no debe ser tomada por debilidad sentimental. No, el amor puede con todo! No lo olvides!

Hendrik Möbus
Marzo, 2001
Buffalo Federal Detention Facility >br> Batavia, NY
USA



Main Page Articles Fan Mail/ Hate Mail News
Action Legal Information Media Coverage Absurd Links

It is possible to take a second, more penetrating, look at people who have the reputation for villainy and evil, and sometimes the second look makes for a reappraisal of the naughty ones. - John O'Hara

Copyright © 2001 Committee to Free Hendrik Möbus
Hosted by www.Geocities.ws

1