[email protected] onda


Miss Venezuela

Claudia Moreno se soltó el moño y atrapó la corona bolivariana.

Claudia Moreno, Miss R.B. de Venezuela 2000

Es bella y preparada. Toda una mujer integral de hoy. Siempre fue la favorita y el número ocho que la señalaba, se dejó "colar" -desde días atrás- como el vencedor de la partida, en este nuevo e irrepetible evento de la historia de la belleza. Ahora está lista para participar en el Miss Universo 2000, a celebrarse en mayo en Chipre.

Es estudiante de quinto año de Odontología en la Universidad Santa María, tiene 22 años y para nada deja de mencionar a sus pacientes, a quienes calificó como grandes impulsores de su triunfo como Miss República Bolivariana 2000. Claudia Moreno, la bella muchacha nacida en Caracas que el sábado en la noche se coronó como la única y propia Miss dentro de este estilo y que va para el Miss Universo el próximo mes de mayo en Chipre, rebosa de felicidad y alegría, pese a que su victoria no resultó tan sorpresiva, ni nada que se le parezca.

Fresca, lozana, calmadita y bien maquillada, se reunió con la prensa especializada ayer en la mañana, en un "madrugonazo" a las 8 y 30, en el Hotel Tamanaco. Ella pidió disculpas por su retraso -llegó casi a las diez- y mientras el desayuno oficial fue compartido por los colegas, pacientemente, en un ambiente ameno y cordial, muy propio al estilo de un domingo soleado.
- Usted siempre estuvo en el cuadro de las favoritas y para nadie fue sorpresivo su triunfo como la única Miss República Bolivariana del país.
- Claro que me sorprendí. Agradezco a todos por ese apoyo, especialmente a mis pacientes y amigos. Sé que sonaba mucho como favorita a ganar, pero nunca deja de ser sorpresivo y emocionante. Para mí fue inesperado.

Hacía pocos meses Claudia Moreno había pasado por el trabajo de ser Miss. Apenas en el concurso pasado (con la elección de Martina Thorogood) representó al Distrito Federal y desde ese momento su estilizada figura y ese "moño" que hasta ahora suelta en este nuevo evento, llamaron la atención. Pero los organizadores le tenían lo que se llama el "ojo puesto", en vista de sus cualidades de mujer elegante, preparada, universitaria y, además, con el ingrediente del dominio del idioma inglés. Toda una mujer integral, como dicen los especialistas en estas menudencias de belleza.

Se soltó el moño.

La sonrisa no abandona las finas facciones de Claudia. Tiene los ojos grandes y muy expresivos. Y ahora lleva la cabellera suelta, como toda una reina venezolana. "Me dijeron muchos que eliminara el moño y seguí los consejos". Su elevada estatura, sin duda alguna sobresale. También su recia personalidad, la cual califica como muy fuerte, gracias a que pertenece al signo de Escorpión. Es caraqueña, muy buena deportista y ha ganado medallas de oro en competencias de natación.
- ¿Cómo fue eso que decidió participar de nuevo en un concurso, del cual había salido apenas en breve tiempo?
- Yo estaba de viaje y recibí una llamada de la señora María Kalay, quien me propuso regresar a este reinado especial dentro del Miss Venezuela. De allí tuve que realizar nuevo casting, resulté elegida. Después quedé entre las 10 finalistas y aquí estoy, como reina absoluta.

Y la nueva Miss República Bolivariana 2000 no llegó sola a su encuentro tradicional con la prensa. A su lado, su novio desde hace dos años y medio, de nombre Cristóbal Laider, no dejó de prodigarle miraditas furtivas, hasta que se acercó completamente a ella, posó y se atrevió a darle un beso en público, a petición de muchas personas. También sus padres, orgullosos y emocionados, la acompañaron en esta primera dura prueba en su recién iniciado debut.
- ¿El triunfo no le complica la vida que llevaba hasta ahora?
- Por supuesto. Quiero graduarme y trataré de seguir estudiando. Claro está, debo prepararme bien para el Miss Universo, el cual, si gano, por supuesto que cambiará mi vida por completo.
- ¿Y el novio. tendrá que esperar?
- Está consciente de mi triunfo. Además, no tenemos planes de boda por ahora. Quizás dentro de dos años, más o menos.

Ni actuación. Ni animación.

Claudia Moreno se impuso en un lote donde otras candidatas sonaban bien fuerte. Una de ellas, Daniella Mateu, cuentan que ni siquiera se le acercó para felicitarla. Igualmente, se vio en cámara, la total apatía de otras participantes. Al respecto, la bella Claudia indicó que siempre trabajó por obtener un buen puesto dentro del certamen y que no sabe realmente qué sucedió con algunas compañeras, que ni siquiera la felicitaron.

Este año, el Miss Venezuela no dio carros último modelo, ni nada que se le parezca. Tampoco hubo plumas, lentejuelas y menos escenarios vistosos, tal como acostumbra Joaquín Riviera. Pero sí buenos artistas. Tampoco llegó la primera dama de la República, Marisabel de Chávez, a quien el cantante colombiano Charlie Zaa le iba a entregar un donativo de 10 mil dólares para los niños más necesitados, afectados por las lluvias de diciembre. Este "detallito" trajo decepción y tristeza en el ambiente del Estudio 1 de Venevisión, la noche de la elección. Aunque hasta último momento estuvo el puesto reservado para ella, con la guardia militar incluida. Quizás, para estar en esta onda bolivariana, se recortó todo. Tan sólo unos cinco millones de bolívares le cayeron a Claudia, quien aseguró que los cambiaría en dólares porque "no sabe hasta ahora qué hacer con este dinero".
- Todas, absolutamente todas las Misses siempre dicen que van a ser actrices o animadoras ¿Éste sería su caso?
- No me interesan estas dos facetas. Prefiero modelar y seguir en las pasarelas internacionales. Bueno, tampoco voy a dejar mi carrera de odontólogo, la cual pienso continuar como sea.

El bendito traje que no la favoreció.

Aunque la propia Claudia Moreno estuvo consciente que el traje asignado por sorteo no la favoreció para nada en el desfile final, no dejó de reconocer sus méritos al diseñador Ángel Sánchez. "Fue un sorteo y a mí me tocó ese vestido tipo braga naranja. Muchos me dijeron que no era para mí, pero no podía hacer más nada, porque fue el que me tocó para el desfile en traje de gala. La que se la comió con su vestido, y lo reconozco públicamente, fue Karelys Ollarves".

Pero así y todo. Claudia se convirtió de la noche a la mañana en la única Miss de la naciente Quinta República. Con su preparación, su madurez y sus conocimientos. todo le ha valido en esta vida y desde su hogar, con una magnífica formación, se ha proyectado con buen tino. Es, indiscutiblemente, bella e inteligente. Dos ingredientes que la harán triunfar. Y aunque confesó que casi no lee periódicos, que más bien prefiere ver las noticias por la tele, es una mujer de hoy y con muchas ambiciones.


"Claudia Moreno se soltó el moño y atrapó la corona bolivariana",
en Meridiano.
Caracas, Lunes 28 de febrero de 2000.




© Copyright [email protected] onda - 1998-2000

Hosted by www.Geocities.ws

1