LA MUJER Y LA GUITARRA

 

La mujer es bicho raro
que es distinta cada vez
y puede actuar con descaro
con recato y timidez.

Si alguien conocer presume
el fondo de la mujer;
le pido me lo resume
para poder comprender.

Pues la verdad yo no puedo,
aunque lo estoy intentando
y muchos años ya llevo
el problema investigando.

Lo más que mi mente agarra
de esta compleja cuestión,
compararla a la guitarra
o también al guitarrón.

A la guitarra en su forma,
de lujuriosas caderas;
que el artesano conforma
de selváticas maderas.

También en su timbre suave
de melódica cadencia
que le responde al que sabe;
pulsarla con arte y ciencia.

En las manos del profano
que no la sabe pulsar
agrias notas, con desgano,
la guitarra suele dar.

Y el experto que la toca
con manos ágiles, diestras
sabe sacar de su boca,
bellas y ardientes respuestas.

Si no se toca seguido
y en una forma acertada
puede llegar el amigo
y tomársela prestada.

También suceder pudiera
si la tienes olvidada
que al usarla ya estuviera
inservible y destemplada.

Tiene defectos también;
como todos los humanos
y es que cuando tocan bien
las pulsarán muchas manos.

Las dos pues; de ardientes bocas
lo que tienen... se lo esconden
si con pericia las tocas
con más pericia responden.

(Como consejo sincero)
si alguna está en tu poder
ya sea guitarra o mujer
tócala bien compañero
porque puede suceder,
que se la llevé el lechero,
y hasta la eche a perder.

1985

Hosted by www.Geocities.ws

1