DESILUSIÓN

 

Perdón amor, porque busqué, insensato
en mi vésper fragancia matutina
sin comprender; iluso, mentecato
mi realidad muriente y vespertina.

Pero ayer comprendí frente al espejo
lo absurdo y loco de ilusiones vanas
la imagen me dejó mustio y perplejo
al contemplar, incrédulo mis canas.

Hasta ayer comprendí, que torpe he sido
al querer revivir mi anhelo yerto;
lo que pasó se fue; ya se ha perdido
¿qué gano con vivir? si ya estoy muerto.

¿Qué gano al revivir pasadas horas?
si siento que la vida se me acaba
si en mi noche carente ya de auroras
no brillará jamás la ardiente lava.

El invierno llegó, con blanca nieve
cubriendo en su silencio mi alegría
nada me alegra ya; ni me conmueve
se acabó la ilusión, la lozanía.

Ya todo intento por vivir es vano
pues me ha robado el corazón la tarde
ya no vivo; vegeto con desgano
en un suicida y peregrino alarde.

1986

 

Hosted by www.Geocities.ws

1