CUANDO TE FUISTE

 

Ayer cuando tú te fuiste
Qué amargo fue despedirme
por fuera quise reírme,
por dentro... deshecho y triste.

Y este estúpido cariño
que taladra mi razón
me hizo llorar de aflicción,
lloré como llora un niño.

Te vi partir tras la bruma
que me empañaba los ojos
con el orgullo de hinojos
mientras brillaba la luna.

Pero al fin he comprendido
que si te quise fui necio;
más mereces mi desprecio
que yo merecer tu olvido.

Te juro que se acabó...
y cuando pasen los años
llorarás tus desengaños
como lo he llorado yo.

Por lo pronto cuelga y pon
(si así marcan tus deseos)
en tu sala de trofeos
mi deshecho corazón.

¿Corazón?¡qué cosa digo!
es lo que queda de él
después de la herida cruel
que le diste y que maldigo.
Me voy, tu olvido a buscar

y tal vez no vuelva a verte
pero nadie ha de quererte
como yo te supe amar.

Mas si acaso, cierto día
en el rincón de tu acervo
te atormenta mi recuerdo...
¡Mátalo con mano impía!
que si ayer yo te quería,
hoy ni de tu faz me acuerdo.

1987

 

Hosted by www.Geocities.ws

1