A MI REINA

 

Con tu divina inocencia
con la que llenas mi vida,
hiciste nacer la esencia
que mis angustias mitiga.

Hoy, inocente me dices,
que la reina quieres ser
de Primavera y matices
y mil colores tener.

¿Porqué ser Reina tú quieres
de fantásticos confines?
si tú mi Reina ya eres,
y mis latidos defines.

Eres princesa, mi Reina,
mi diosa, mi luz, mi todo;
eres quien mis canas peina
y quien me hace a su modo.

Más dicha no hay en el mundo
que la de ser tu vasallo;
brindarte mi amor profundo
y ser de tu luz el rayo.

Ser brisa que tu alma aspira,
ser tu Dios o ser tu esclavo,
ser libre o ser condenado;
según lo que a tí te inspira
eres la Reina, ¡YADIRA!
de mi pecho emocionado.

1980

Hosted by www.Geocities.ws

1