A TU OLVIDO

 

No puedo yo olvidar que me quisiste
no podré corazón, dejar de amarte
y a pesar del dolor que tú me diste
yo sé que mi destino es adorarte.

Bien sé que amarte siempre es mi castigo
que no podré olvidarte mientras viva
bien sé que me olvidaste y te bendigo
aunque dejaste mi ilusión perdida.

Bien sé que me olvidaste... lo adivino
que no te olvidaré... te lo confieso
acepto resignado mi destino
y a cambio de tu mal te doy un beso.

1956

A UNA MUJER BONITA

 

En el embrujo de tus negros ojos
¿quién no quiere de amor quedar rendido?
¿y en tu cuerpo juncal de labios rojos
recorrer sus pupilas, atrevido?

¿Quién en fin? con los dardos de cupido;
no siente atravesado el corazón
y anhelante de ser correspondido;
el cuerpo, todo henchido de pasión.
¿Quién no siente la flama de ilusión
anidarse en el pecho que se agita
al sentir de tus ojos la atracción?
¡Oh divina y sensual, mujer bonita!

1957

Hosted by www.Geocities.ws

1