Ordenan el arresto de Díaz Olivo

miércoles, 19 de enero de 2000
Por Juanita Colombani
DE EL NUEVO DIA

EL JUICIO por malversación de fondos en el desaparecido Instituto del Sida de San Juan tuvo este miércoles su primer momento de alta tensión cuando el juez federal José A. Fusté ordenó el arresto del ex candidato novoprogresista a la Alcaldía de San Juan y profesor universitario, Carlos Díaz Olivo, por negarse a testificar. Díaz Olivo, quien posee una maestría en derecho y dicta cursos de derecho comercial en la Universidad de Puerto Rico, estuvo detenido cuatros horas en la Oficina del Alguacil Federal, hasta que cambió de parecer y optó por contestar las preguntas de la fiscal María Domínguez. Inicialmente, Díaz Olivo invocó los beneficios de la Quinta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que lo protege de la autoincriminación, pero luego de una intervención del Tribunal, el abogado accedió a testificar bajo la premisa de que su testimonio de este miércoles no puede ser utilizado, junto a lo que le dijo a la fiscal el 29 de diciembre, para ser acusado de perjurio u obstrucción a la justicia. Sin embargo, conocedores del proceso explicaron a El Nuevo Día que eso no significa que su testimonio, comparado con el testimonio de otros testigos y otra evidencia, pueda ser utilizado para formularle acusaciones ante el gran jurado. SU ABOGADA, María Sandoval, intentó que el juez federal Fusté le ordenara al fiscal federal Guillermo Gil concederle inmunidad antes de testificar, pero no lo consiguió. Sandoval alegó que tenía informes de que la fiscal se proponía entrampar a su cliente, lo cual fue negado por Domínguez a preguntas específicas del juez. Cuando Díaz Olivo se acogió a la Quinta Enmienda, el juez le explicó que dicho privilegio no se podía invocar en general, sino que aplica para cierto testimonio. Cuando se le formularon las primeras preguntas, sólo aceptó decir su nombre y su profesión, pero luego se negó a comentar sobre hechos públicamente conocidos, como que fue candidato a la Alcaldía de San Juan y que aspiró por el Partido Nuevo Progresista. "Usted debería saber que debe contestar las preguntas", le dijo el juez poco después de ordenar su arresto por desacato al Tribunal y de que su abogada intentara que no lo enviara a prisión, recordándole que Díaz Olivo es un respetado profesor de leyes. "No sólo es profesor de derecho, es mi colega en la Escuela de Derecho", dijo el juez Fusté, dejando entrever su molestia por estar en lo que de seguro fue un momento difícil para él. Díaz Olivo fue llamado como testigo para ser interrogado sobre una reunión efectuada en septiembre de 1992 en un restaurante del Condado en la que se discutieron aportaciones a su campaña política y sobre una segunda, posterior, en la que se entregó una aportación de $25,000 a miembros de su comité de campaña en el apartamento de Yamil Kouri, en Isla Verde. DIAZ OLIVO dijo que no recordaba haber participado en ninguna de las dos reuniones. Según una moción sometida este miércoles, en la reunión del 29 diciembre con la fiscal también dijo que no recordaba. Díaz Olivo declaró que no le "consta" que su ex director de campaña, Luis Angel Gierbolini, o su ex asesor político, Antonio Monroig Malatrasi, hubieran recibido el dinero. "Yo no recibía donativos o contribuciones directamente... yo no me inmiscuía en esos asuntos", alegó. "Yo no sabía que el doctor Kouri tenía un apartamento en Isla Verde hasta que usted me lo dijo hace como tres semanas", agregó Díaz Olivo. Sin embargo, antes de su testimonio, tanto Gierbolini como Monroig Malatrasi ofrecieron detalles sobre ambas reuniones y coincidieron en que Díaz Olivo estuvo en las dos. Sobre la primera, dijeron que se llevó a cabo temprano en septiembre de 1992 en el restaurante Antonio del Condado y que en la misma se discutieron asuntos relacionados al financiamiento de la campaña. Se alega que el acusado Luis Dubón Otero estuvo en esta reunión. GIERBOLINI DIJO que en un momento en la reunión del Condado, Kouri propuso que cada uno de "los cuatro grupos" que había aportara $50,000. Monroig Malatrasi dijo que no recordaba referencias específicas a cifras, pero explicó que en dicha reunión hubo subgrupos en los que el punto se pudo haber discutido. Sobre la segunda reunión, ambos también coincidieron en que ocurrió varias semanas después y que Díaz Olivo acudió a la misma, aunque se marchó antes de que Kouri entregara los $25,000 en efectivo en un sobre de papel. Gierbolini dijo que cuando salió del apartamento de Kouri y luego de contar el dinero llamó por teléfono a Díaz Olivo para comunicarle sobre el donativo, mientras que Monroig Malatrasi relató que antes de marcharse del apartamento, Díaz Olivo le dio las gracias a Kouri por la aportación a su campaña. El ex director ejecutivo del Instituto, Jaime Rivera Dueño, quien se espera que sea llamado como testigo, supuestamente estuvo en las dos reuniones.
Hosted by www.Geocities.ws
GridHoster Web Hosting
1